Madagascar

Impresiones sobre Madagascar

Madagascar

Después de nuestro viaje por Madagascar, creo que antes de escribir sobre lugares en concreto, merece la pena contar cuáles son las impresiones que nos hemos llevado de este lugar increíble.

Por un lado, me queda un sabor muy agridulce, y esto se debe, principalmente, a la gran cantidad de miseria y pobreza que hemos visto. No me esperaba que fuera así, aún sabiendo que es uno de los países más pobres de África. A diferencia del resto de África, Madagascar no cuenta con grandes recursos naturales que puedan ser explotados, aunque sí que hay minas de zafiro.

Algunos datos sobre Madagascar

Para poner negro sobre blanco, creo que lo primero es hablar de algunos datos que hay que tener en cuenta para entender este increíble país a su maravillosa gente.

Lemures Madagascar

Es una isla, y además es una isla que ha estado aislada del continente tanto geológicamente (de ahí sus especies endémicas como los lémures, baobabs y mucho más) como en clave de comercio. Esto la ha convertido en uno de los lugares menos desarrollados del continente africano, y decir esto no es poco, sabiendo cuál es el desarrollo de este continente.

Sus habitantes

En esta enorme isla, la cuarta por tamaño del mundo, conviven 18 tribus en una amplia calma. Esto, creo que se puede deber, a que ninguna de estas 18 tribus es mayoritaria ni minoritaria, por lo que quizás dificultó los enfrentamientos por el territorio en otros momentos de su historia.

Los primeros pobladores de la isla fueron indonesios y malayos, de ahí su característico aspecto físico, una mezcla de negros africanos con rasgos asiáticos, o más bien al revés. Hoy en día, los que manejan el 90% de los negocios y dinero de la isla son indonesios y malayos, dejando al resto de la población con a penas recursos.

Gente Madagascar

Es un país extremadamente pobre, tanto, que alrededor del 85% de sus habitantes a penas vive con menos de dos euros al día, te puedes imaginar.

La economía

De manera que su economía es básicamente de subsistencia, se dedican mayoritariamente al cultivo de arroz, maíz, mandioca. Al pastoreo de cebús, una de las imágenes que representan a Madagascar.

Hay algunas minas de zafiro y otros minerales que son explotadas por extranjeros (algo que se repite en todo África) y algunas pequeñas minas que son el sueño roto de aquellos malgaches que deciden probar suerte con la esperanza de hacerse rico encontrando una piedra grande y valiosa. Algo que, obviamente, no sucede.

Madagascar

Curiosamente es un país matriarcal, donde el poder de la mujer es tal que siempre ha tenido reinas, hasta que los franceses colonizaron el país. Esto se ve en el día a día, a diferencia de otros países africanos o asiáticos, en Madagascar los hombres y las mujeres trabajan juntos, cuidan de la familia juntos, de modo que la implicación del hombre es muchísimo mayor que en cualquier otro país.

Esto también significa que las mujeres y hombres consideran que tener hijos es sinónimo de riqueza, puesto que cuando son bebés les dan alegrías, y cuando tienen tres o cuatro años ya pueden ayudar en la casa, para más tarde salir fuera a trabajar y conseguir dinero para la familia.

Alfabetizacion

Lo triste de esto, es que la escuela pública existe, pero es tan cara que muy pocas familias se lo pueden permitir. Tienen que pagar una cuota mensual, material escolar, y hasta los muebles de las escuelas. Por no hablar de la sanidad, algo prácticamente inexistente, sólo hay centros de salud en los grandes centros de población, pero Madagascar es principalmente rural.

Niños Madagascar

Como consecuencia sólo el 65% de los adultos están alfabetizados, vamos que saben leer y escribir. La esperanza de vida son casi 65 años, algo terrible, y el índice de desnutrición está por encima del 30%. Si hablamos de pobreza, es algo generalizado, pero si lo convertimos en números para poder visualizarlos más, más del 50% de la población está por debajo del umbral de la pobreza, vamos miseria para ser más realistas.

La salud

Pero el drama no queda ahí. Con estas características, es uno de los pocos países del mundo donde todos los años hay epidemias de peste. Esto tiene varias razones. Por un lado la transmisión de enfermedades por parte de las ratas, y por otro lado, es que en Septiembre y Octubre, las familias desentierran los restos de sus seres queridos fallecidos en los últimos años, para ponerlos juntos en el mismo lugar del resto de antepasados. Un foco brutal de infecciones, y una de las raíces de la peste, que algunos años es bubónica y otros es neumónica.

Deforestación

Pero aún hay más. Sí, este país me ha encantado, pero por otro lado me ha dejado realmente “tocado”. La deforestación es un problema muy serio. A pasado de ser una isla llena de jungla virgen a un estado de desertificación bastante importante. Alrededor del 85% del país está completamente deforestado, la pregunta es ¿Por qué?

Madagascar deforestación

Pudiera ser que les gusta “meter mechero más que a un niño una piruleta”, pero no es eso. Por un lado, la fuente de energía más importante que tienen es el carbón vegetal, así que a quemar árboles. Por otro lado, en muchas zonas rurales, tienen miedo al bosque, así que si lo queman, se acaba el miedo, sí, es increíble, ¿Dónde está el estado para concienciar?.

Y aún hay más razones, si queman, consiguen pasto para los cebúes. Pues bien, esto supone un grave riesgo por los desprendimientos en las tierras que se producen durante la época de lluvias. En el 2016 fueron centenares de muertos las víctimas de las lluvias en Antananarivo debido a estos corrimientos de tierra.

Pareciera que el país se asemeja más a un infierno que un paraíso. Bien, aún hay vestigios de ese paraíso en forma de parques nacionales, gestionados, en su mayoría, por el estado, y algunos de forma privada. Cuando vas a un parque nacional tienes que contratar a un guía local, lo cual me parece perfecto para que su riqueza se quede en la comunidad y no en tour operadores extranjeros.

El transporte

Transporte Madagascar

¿Y si hablamos del transporte? Noooooo!!!! Es un infierno, a nosotros no pudo, el primer lugar donde hemos sentido que moverse es realmente duro y costoso en tiempo, y dinero si pretendes salirte del mundo taxi-brousse. Las distancias en tiempo se hacen eternas, para ir desde Antsirabe hasta el Tsingy tardamos dos días y medio, lo mismo para la vuelta. Sobre el punto del transporte dedicaré un artículo más detallado con consejos importantes.

Seguridad

Otra cosa que quiero destacar es el carácter amable de los malgaches. La seguridad en el país existe, y es mucho mayor que en otros países africanos. Pero hay puntos calientes como son Tana (Antananarivo) y Tamatave. En ambos casos todos te recomiendan no salir por la noche, o en caso de hacerlo ir del hotel hasta un restaurante y vuelta en taxi de los oficiales (color crema y con el indicador de taxi en la parte superior del coche).

En Tamatave no estuvimos, pero otros viajeros nos contaron que resultaba bastante más turbio de Tana. Tamatave es la parada obligada para ir a la isla de Saint Marie.

Otro punto caliente es la carretera que va desde Antsirabe hasta Morondava, donde los asaltos nocturnos a taxi-brousse son habituales. Los llevan a cabo antiguos ladrones de cebús, reconvertidos al negocio de te lo robo todo en el taxi-brousse. Este fue el motivo por el que hicimos noche en un pueblo, Ambotalahm. Allí nos juntamos decenas de camiones de transporte y taxi-brousses, lugar seguro debido a la presencia de policía armada. Tengo que decir que en ningún momento tuve la sensación de que la policía fuera corrupta, pero es sólo una sensación.

Nuestro viaje

Así pues, nuestro viaje por Madagascar, después de estar en Antananarivo, Antsirabe, la Avenida de los Baobabs y el increíble Grand Tsingy, decidimos dar un giro de 360 grados y comprar un billete de avión barato a Isla Reunión para estar allí diez días. Quizás llegamos cansados del trabajo al viaje, y los madrugones increíbles junto con las largas jornadas en taxi-brousse nos hizo sentir que estábamos mucho más tiempo metidos en uno de estos vehículos que disfrutando del país.

Grand Tsingy

Pensamos en comprar un billete de avión desde Tulear hasta Antananarivo, pero con lo que habíamos leído y la confirmación de los malgaches sobre las continuas cancelaciones de vuelos, además de los elevadísimos precios de los billetes de avión, nos hizo decantarnos por Isla Reunión.

En cualquier caso es un país increíble que merece muchísimo la pena visitar, pero con tiempo, ya que consideramos que las tres semanas con las que contábamos no eran suficientes para visitar el país con calma y disfrutando de él y de sus habitantes. Así pues, si estás pensando en ir a Madagascar y visitar el Tsingy y el sur (Anakao) o el oeste (Saint Marie) o el norte (Nosy Be), necesitarás unos días más, quizás una semana más.

¿Merece la pena viajar a Madagascar?

Sí, desde luego que sí. Nosotros lo recomendamos encarecidamente, es un lugar con una naturaleza y fauna endémica y los malgaches son buena gente (como en todos los lados, hay de todo, pero abunda la bondad y la hospitalidad).

Y estas son las impresiones que nos hemos llevado del páis, desolación y tristeza por las condiciones y pobreza del país, así como la deforestación. Pero a la vez hemos disfrutados de lugares únicos.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies