Bulgaria

Lovech, un pueblo con mucho encanto en Bulgaria

Lovech

Lovech fue todo un descubrimiento inesperado en nuestro camino desde Sofía hasta Veliko Tarnovo. No estaba en nuestros planes parar allí con el coche alquilado que llevábamos, pero ahora sin duda, creo que es una parada que merece mucho la pena. Son bastantes cosas las que puedes ver en esta pequeña localidad, es más grande que un pueblo, pero nunca la llamaría ciudad.

Además, resultó ser, casi con toda seguridad, el sitio donde mejor comimos de todo Bulgaria. Y eso es decir mucho, ya que en Bulgaria se come bastante bien.

Pues bien, si estás pensando en alguna parada en el camino entre en Sofía y Veliko Tarnovo, además del conocido Monasterio de Troyan, no debes pasar por alto Lovech.

Qué ver en Lovech

Si llegas a Lovech en coche alquilado, que es la mejor opción, intenta aparcar cerca del Puente de Cubierto, ya que ahí hay un parking gratuito. Y a partir de ese punto, disfruta de un agradable paseo por esa Bulgaria más rural, más alejada de los circuitos del turismo.

Puente Cubierto de Lovech

Este Puente Cubierto, construido en madera, sobre el río Osam, nada más verlo nos recordó al Ponte Vecchio de Florencia. Eso sí, algo más moderno, y también con un estilo más de Europa del Este. Pero al fin y al cabo, cumpliendo en cierto sentido las mismas funciones, aunque este Puente Cubierto de Lovech nunca fue el hogar de las joyerías de lujo que sí es el Ponte Vecchio.

Lovech

Se construyó entre los años 1872 y 1874, y su función era unir el Barrio de Varosha, barrio antiguo, con la zona más nueva de Lovech. Y hoy en día es el hogar de muchas tiendas de recuerdos.

Lovech

Así que atravesarlo es una especie de viaje en el tiempo. Te recomiendo que antes de atravesarlo te fijes en lo coloridas que son las casas del barrio más moderno (en aquella época, claro) y que lo compares con la llegada a Varosha. Puesto que este barrio es el más antiguo, también es la esencia de la ciudad, cuando Lovech era un centro de comercio importante dentro del Imperio Otomano.

Lovech

Lovech

No dejes de echar un ojo a través de los miradores que hay dentro del puente, verás unas casas encantadoras y coloridas. Este puente tiene algo especial que no sabría explicarte.

No olvides hacerte un seguro de viaje si viajas a Bulgaria. Te contamos Cómo encontrar el mejor seguro de viaje para viajar a Bulgaria, y por ser nuestro lector, te puedes aprovechar de un descuento del 5% pinchando aquí.

Barrrio de Varosha de Lovech

Entrar en el Barrio de Varosha es entrar en otro siglo, en la época de la dominación turca, pero también el barrio que tuvo un papel decisivo en la organización de la revolución en búsqueda de la liberación del Imperio Otomano y su independencia como país.

Lovech

Así pues, no es de extrañar que la presencia de Vasil Levski esté ahí, vigilante y en el recuerdo.

Además este barrio es un ejemplo de lo que en Bulgaria llaman con orgullo, Renacimiento Nacional. Este estilo de arquitectura no es ni más ni menos, que la expresión de la apertura al mundo de Bulgaria como país. En Plovdiv nos contaron que esta arquitectura era una mezcla de occidente y oriente. Que los ricos mercaderes y burgueses, después de haber visitado qué había en la Europa occidental, tras ser parte del Imperio Otomano, querían tener sus propias casas, palacios con esa mezcla de estilos.

Lovech

En Varosha hay más de 150 edificios restaurados, de los denominados Renacimiento Nacional.

En este barrio verás bastantes restaurantes en casas del Renacimiento Nacional, pues bien, sus precios son irrisorios, pero la calidad de su comida es excepcional.

Nosotros disfrutamos aquí la comida como en ningún otro lugar de Bulgaria, y como dije antes, en Bulgaria se come bastante bien.

Catedral Santa Nedelya

Dentro del Barrio de Varosha, está la Catedral de Santa Nedelya. A nosotros nos llamó la atención por sus cúpulas del más puro estilo ortodoxo. Siempre llama la atención algo diferente, y esto para nosotros lo es.

Esta catedral no es muy grande en tamaño, pero es bonita. Además, para llegar a ella, tienes que pasar por un arco que te lleva al jardín que la rodea. Si Varosha es tranquilad, atravesar ese arco y acceder al jardín de la catedral, lo es más.

Lovech

Lovech

Museo Vasil Levski de Lovech

Lovech se enorgullece de ser uno de los centros neurálgicos de la Revolución contra el Imperio Otomano. Verás a lo largo y ancho de Bulgaria que esto se repite en cada lugar.

Pues bien, como parte de su participación en la independencia del país, y por ser Lovech la ciudad donde se acogió el comité central clandestino que coordinaba todas las acciones revolucionarias, puedes encontrar la casa-museo de Vasil Levski.

Fortaleza de Hisar

Sin duda, junto con el Barrio de Varosha, este es el plato fuerte de Lovech.

Lovech

Es bastante fácil llegar, sólo hay que seguir la inconfundible calle principal de Varosha y subir. Verás una estatua gigante, es Vasil Levski. Continúa hasta que llegues a la caseta donde se paga por entrar a la Fortaleza de Hisar. El precio es simbólico, unos cincuenta céntimos de euro.

Lovech se siente orgullosa de su identidad búlgara, por ser pionera en la revolución contra los turcos, y porque su fortaleza fue una de las últimas en caer en manos de los otomanos.

Lovech

Lovech

Además de estar en un estado de conservación óptimo, al estar situada junto al cañón que forma el río Osam, las vistas son espectaculares. Y no sólo del río, si no que puedes observar desde este, el punto más alto de la ciudad, el resto de Lovech, la zona más moderna.

Lovech

Lovech

Seguro de viaje Bulgaria

No te olvides del seguro de viaje cuando vayas a Bulgaria. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos. Y una factura médica en Bulgaria, sobre todo si tienes que pasar por un hospital puede resultar cara. Te contamos qué es lo que tienes que tener en cuenta a la hora de buscar el seguro que mejor se adapte a tu viaje en este enlace, Seguro de Viaje a Bulgaria.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% de DESCUENTO en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies