Isla de Reunión

Saint-Gilles des Bains, playas y avistamiento de ballenas en Isla Reunión

Saint-Gilles des Bains

Saint-Gilles des Bains es un pequeño pueblo en la costa del oeste de Isla de Reunión. A pesar de ser pequeño es uno de los más importantes de la zona, junto con Le Salines des Bains y L´Ermitage.

El motivo de nuestra visita a este lugar, desde luego que no fueron las playas, fue algo más espectacular, y quizás sea una de las mejores experiencias junto al safari del Serengueti, ver ballenas en su hábitat más natural.

Las playas de Saint-Gilles des Bains

Y es que las playas de Saint-Gilles des Bains tienen varios factores que no las convierten en un destino deseado. Desde luego, irte hasta tan lejos para visitar una de estas playas, no tiene mucho sentido. Por un lado, muchas de las playas de Saint-Gilles des Bains no son aptas para el baño ya que no hay arrecife de coral que las proteja de las visitas de los tiburones, y estos tiburones sí que atacan.

Saint-Gilles des Bains

Un ejemplo de playa donde no te puedes bañar es la Playa de las Rocas Negras (Plage des Roches Noires). Hay otra playa “urbana”, pero no merece mucho la pena. Sin embargo, yendo hacia las playas que quedan a la izquierda, está la playa Des Brisants, bastante alargada, y donde te puedes bañar, eso sí, vigila la bandera.

Saint-Gilles des Bains

No es una playa paradisíaca, ni mucho menos, pero es tranquila. También es cierto que hay mucha roca.

Otras si que están algo protegidas, pero hay que estar muy pendiente de las banderas que indican si el baño es posible, ya que si han visto algún tiburón cerca, no te vas a poder bañar.

Saint-Gilles des Bains

Saint-Gilles des Bains

En cualquier caso, si has llegado hasta allí seguramente lo habrás hecho por el motivo que antes comenté, ver ballenas y sus cachalotes.

Avistamiento de ballenas

Las ballenas llegan a las costas de Isla Reunión y Madagascar en el mes de Junio, y se quedan allí para dar a luz a sus cachalotes y alimentarlos hasta que sean lo suficientemente grandes como para bajar hasta aguas más frías cercanas a la Antártida. Es a principios de Octubre cuando dejan las costas de Isla Reunión.

En Madagascar, el mejor sitio para verlas es Isla de Saint Marie, pero se van un poco antes, a finales del mes de Septiembre.

Y dentro de la Isla de Reunión, el mejor sitio para poder verlas de cerca es Saint-Gilles des Bains. Y ese fue el motivo de nuestra visita a esta localidad.

Para poder ver a las ballenas, la mejor manera es hacer un “safari” con una embarcación de alguna de las compañías que se dedican a estas excursiones.

Saint-Gilles des Bains

A las ballenas y sus cachalotes les pasa como a los animales de los safaris, que cuando es más fácil de verlos con actividad es por la mañana muy temprano o al atardecer. Así pues, si lo que deseas es disfrutar de sus saltos, viendo las majestuosas colas salir del agua, tienes que, o bien madrugar, o bien esperar hasta el final del día.

Saint-Gilles des Bains

Te cuento nuestra experiencia. Fuimos hasta el embarcadero de Saint-Gilles des Bains, justo al lado del Aquario de la Reunión. La empresa que elegimos fue Grand Bleu, nos la habían recomendado, y la verdad que todo fue excepcional. Puede echar un vistazo en su página web, Grand Bleu.

Nos levantamos temprano para llegar al primer safari del día, ya que duraba dos horas, la cuestión era poder aprovechar el resto del día para ver Saint-Gilles des Bains. Desafortunadamente al principio, pero afortunadamente después, sólo quedaban plazas para la última excursión del día, a las cuatro de la tarde. Teniendo en cuenta que empieza a atardecer a las 5:30, eso significaba disfrutar de una puesta del sol en el barco.

Ballenas y delfines

Pues cuando nos pusimos en marcha, no tardamos mucho en ver los primeros saltos de ballenas, eso sí, en la lejanía.

Se repetían una y otra vez saltos de diferentes ballenas, sus colas salían y batían del agua jugando, infinidad de veces. El espectáculo se magnificaba, cuando eran las ballenas con sus cachalotes las que saltaban a la vez.

Saint-Gilles des Bains
Saint-Gilles des Bains
Saint-Gilles des Bains
Saint-Gilles des Bains

Nosotros no lo sabíamos, y fue una sorpresa agradable ver delfines. Era la tercera vez que los veíamos, la primera en las Islas Togian en Sulawesi, Indonesia, la segunda en Zanzíbar, donde además nos pudimos bañar con ellos, eso sí, sin esperarlo, ya que aparecieron debajo de nosostros y allí estuvieron jugando y saltando. En esta ocasión sólo les vimos pasar y saltar, pero aún así nos encantó. Es la naturaleza la que te hace los mejores regalos, y aquél día en Saint-Gilles des Bains, recibimos dos.

Saint-Gilles des Bains
Saint-Gilles des Bains

Durante dos horas el barco se dirigía hacia donde había ballenas, donde otros barcos avisaban. Bien es cierto que no se acercan justo al lado de las ballenas, pues esto es bastante peligroso. Hablamos que una ballena puede llegar hasta las quince toneladas de peso, y un cachalote la mitad, por lo que un golpe de una ballena podría hundir un barco y dejarte a la deriva en un mar infestado de tiburones…

Y fue al final donde llegaron los momentos más espectaculares del día. De repente, justo a nuestro barco aparecieron una ballena y su cachalote, tan cerca que parecía que la podíamos tocar, increíble. Estuvieron jugando cerca del barco por un par de minutos, hasta que emprendieron el viaje hacia otra parte.

Saint-Gilles des Bains

Saint-Gilles des Bains

Saint-Gilles des Bains

Después de tener el corazón a cien por haber visto tan de cerca a la ballena y su cachalote, dirigiéndonos de vuelta al embarcadero, pudimos disfrutar de un increíble atardecer. Por un lado, el infinito del Océano Índico, por otro lado, una vista impresionante de la Isla de Reunión, con sus montañas inmensas, su población que pareciera trepar hacia lo más alto de la isla. Las nubes eternas sobre los circos y el mar que la rodea. Un espectáculo increíble.

Saint-Gilles des Bains

Saint-Gilles des Bains

Alojamiento en La Saline-Les-Bains

El alojamiento es muy variado, aunque los precios no son lo más barato del mundo. Después de echar un vistazo a todas las opciones que había decidimos alojarnos en unos bungalows junto a la playa, y creo que fue la mejor decisión. Estaban en un complejo, donde además puedes aparcar el coche si has alquilado uno, que se llama La Biche de Mer.

El bungalow tenía una pequeña terraza donde cenar tranquilamente y disfrutar de las agradables noches que te regala la Isla de Reunión.

Justo enfrente hay una panadería donde desayunar unos deliciosos croissantes o unos pain au chocolat, riquísimos!! Y a menos de un minuto andando hay un supermercado, ¿Qué más se puede pedir?

Y además, justo en la entrada del recinto está la parada de autobús que te puede llevar a Saint-Gilles o hacia otros lugares.

Puedes comprobar la disponibilidad que tienen estos bungalows en el siguiente enlace, La Biche de Mer.

También puedes ver otras alternativas en el siguiente enlace, Alojamiento en La Saline-Les-Bains.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies