Isla de Reunión

El Jardín del Edén, L’Ermitage, Isla Reunión

Jardín del Edén

El Jardín del Edén, con ese nombre tan evocador a paraíso y en un paraíso en la Tierra como es Isla de Reunión, desde el primer momento nos pareció que era un lugar al que no debíamos dejar de ir, y así fue, hasta allí nos acercamos.

Jardín del Edén

Hace más de veinte años que en este rincón de la isla decidieron dar la oportunidad a la naturaleza de tomar su propio espacio y crear un pequeño ecosistema que reunieron un poco de todo, para dar lugar así a una réplica de ese Jardín del Edén que todos hemos oído hablar pero que nadie ha conocido.

Manos a la obra comenzaron a plantar los primeros árboles y plantas, configurando el espacio que es hoy en día.

Sabíamos que una de las estrellas del lugar es el camaleón, ya pudimos ver uno en la Avenida de los Baobabs, en Madagascar. En esa ocasión eran unas niñas las que le portaban subido en una pequeña rama, para espectáculo de los turistas y sufrimiento del animal.

Queríamos ver uno en un espacio natural, hecho para él, donde pudiera moverse en libertad. Pero en esta ocasión, a pesar de pasarnos mucho tiempo dando vueltas y poniendo atención en las ramas de los árboles, no vimos ninguno.

El Jardín del Edén

Jardín del Edén

Este bello lugar esta dividido en diferentes áreas, el Jardín Acuático, el Bosque de Bambú, el Jardín Criollo, una zona donde los protagonistas son los cáctus, el Jardín de la Alimentación, un pequeño pantano y un área reservada para eventos. Este último suele ser alquilado para diferentes tipos de celebraciones, como pudieran ser bodas, aniversarios, etc.

El Jardín Acuático

El Jadín Acuatico es un área reservada a plantas acuáticas, y es el loto oriental el que se lleva toda la atención. También hay ninfas y jacintos de agua, blancos y rosas. La época en que mejor se puede disfrutar de los lotos es Noviembre.

Jardín del Edén

Son varias las aves que han hecho de este pequeño lugar su hábitat natural.

El Bosque de Bambú

Jardín del Edén

Este iba a ser nuestro segundo bosque de bambú que visitar, el primero había sído el de Arashiyama en Kioto, Japón. Después de haber visto este, las espectativas que teníamos eran bajas, ya que el de Arashiyama fue increíble. Y así fue, quedaba lejos de la belleza del bosque de bambú japonés.

Jardín Criollo

Si por algo se caracteriza la Isla de Reunión es por la importantísima influencia criolla. Desde la arquitectura hasta la gastronomía, qué ricos los platos criollos!!

Jardín del Edén

Jardín del Edén

Pues bien, el Jardín Criollo es una muestra de diferentes especies tanto ornamentales, medicinales, sagradas o usadas en la cocina.

Jardín del Edén

Además hay palmeras reales de altura, y una pérgola llena de lianas. Es como si estuviéramos viajando por otros continentes.

Los cáctus

Aquí, en este lugar, nos topamos de nuevo con un baobab, desde luego que está lejos de ser tan majestuoso como los que pudimos ver en Madagascar, pero fue un buen recuerdo, una forma de que volviera a nuestras mentes el atardecer en la Avenida de los Baobabs.

Jardín del Edén

Espinas puntiagudas y más cactus. Fue como si una parte del desierto hubiera aterrizado por error en L’Ermitage.

Jardín del Edén

Jardín de los Alimentos

En esta parte se mostraban las plantas que son utilizadas dentro de la gastronomía de Reunión, de hecho, el origen de su gastronomía.

La fruta de la pasión, piñas, jengibre, caña de azúcar, frijoles dulces, e incluso espirulina, una planta tan de moda en la alimentación en los últimos tiempos.

Dentro de este jardín están otras protagonistas como son las abejas. En una zona un poco más retirada y con ciertas medidas de seguridad, se encuentran los panales que nos regalan la miel.

Pantano

Aquí se ha recreado un pantano de tipo tropical, lleno de juncos y un puente de madera que lo atraviesa para poder disfrutar de él desde más cerca. Eso sí, los mosquitos están presentes, pero aquí no hay malaria.

Jardín del Edén

La fauna del Jardín del Edén

Como ya comenté antes, dentro de la fauna que nos podemos encontrar en el lugar, el camaleón es el más importante, de hecho, es la imagen del Jardín, pero nosotros no lo vimos. Quizás estuvo delante de nuestros ojos, pero fuimos incapaces de verlo, camuflado con sus cambios constantes de color.

Jardín del Edén

Este Jardín del Edén también es el escondite y hábitat de diferentes pájaros, como las tórtolas, insectos y peces. Este lugar es una pequeña alegoría a la naturaleza y a la libertad de los animales en ella.

Una visita realmente merece la pena.

Cómo llegar hasta el Jardín del Edén

No tiene pérdida alguna, y se puede llegar desde cualquier parte de L’Ermitage o los pueblos de alrededor, como son Saint Gilles o La Saline-Les-Bains. De hecho hay una parada de autobús justo en frente.

Si nos dirigimos en la Avenue de la Mer (Avenida del Mar) hacia la montaña, en vez de hacia el mar, hay que tomar la calle Route du Trou d’Eau hacia la derecha, y ya enseguida se ve el cartel que nos indica que ya estamos al lado.

Se puede ir andando tranquilamente, está realmente cerca.

Alojamiento en L’Ermitage-Les-Bains

Hay bastante variedad de alojamiento en este pueblo. Nosotros elegimos un lugar sin saber nada de él, me refiero, pensábamos que era un hostel más, como en los tantos que habíamos estado. Pero no, resultó ser la casa de un matrimonio encantador. Pero la casa, era más encantadora aún.

L'Ermitage

Se trataba de un enormísimo ático, con una terraza de más de 100 metros cuadrados con vistas al pueblo y al mar. Una terraza donde cenar a la luz de las velas, tomarte un vino, ver las estrellas, vamos lo que se te ocurra.

L'Ermitage

L'Ermitage

Nos alojamos allí durante dos noches, y por precio y localización, además de los dueños, que resultaron encantadores, lo recomiendo 100%.

Puedes comprobar las disponibilidad en el siguiente enlace; Entre cocoteros y Filaos.

En cualquier caso, si quieres ver otras alternativas que encajen más con lo que buscas, puedes echar un vistazo en el siguiente enlace, Alojamiento en L’Ermitage-Les-Bains.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies