Estados Unidos

El Gran Cañón del Colorado

El Gran Cañón del Colorado

Donde está El Gran Cañón del Colorado

El Gran Cañón del Colorado se encuentra en Estados Unidos, en el estado de Arizona.

Lo más sorprendente de este lugar, es la sensación de que cuando nos vamos acercando, también nos vamos alejando de la civilización. Los pueblos pequeños, los bares de carretera, las caravanas que se ven a cada lado de la carretera, poco a poco se van distanciando, diluyendo, hasta llegar al remoto y cercano Parque Natural del Gran Cañón del Colorado.

Para llegar hasta el Gran Cañón del Colorado, uno de los mejores puntos de inicio de este increíble viaje a uno de los lugares más espectaculares del mundo, considerado como una de las maravillas de la humanidad, es Las Vegas.

Normalmente se hace el trayecto en un coche alquilado. La carretera es tranquila, no hay mucho tráfico y atravesar pueblos como los del lejano oeste o adelantar camiones de morro kilométrico es toda una experiencia.

Los que disponen de presupuesto alto, pueden alquilar un helicóptero desde Las Vegas y hacer un recorrido aéreo por el cañón, debe de ser impresionante, pero no es apto para todos los bolsillos.

Un poco de historia sobre el Cañón del Colorado

Está bien contextualizar un poco qué es el Cañón, por qué está ahí, quién lo descubrió y por qué se ha convertido en Parque Nacional.

Todo en Estados Unidos suele tener unas dimensiones enormes, desde los refrescos, hasta los coches. Y en el caso de los Parques Nacionales pasa lo mismo.

Si hablamos del Cañón del Colorado sus dimensiones no dejan de impresionar. Tiene una extensión de 450 kilómetros, la profundidad que alcanza ronda desde los 1200 metros hasta los 2000 metros. Y si hablamos de la distancia que hay desde el borde norte hasta el borde sur, o como lo llaman por allí North Rim – South Rim, las distancias varían desde los 5 kilómetros hasta los 30 kilómetros.

san fran 157

El Cañón del Colorado es el resultado de un trabajo concienzudo día a día desde hace miles de años por parte del río Colorado. Erosionando la tierra a su paso hasta convertirlo en un cañón. Mostrando sus estratos con una increíble belleza y diferentes vistas dependiendo del punto desde donde queramos contemplar esta obra de la naturaleza.

Pues resulta que todo este trabajo del río Colorado, un buen día dio su fruto. Con la ayuda de los conservacionistas que querían evitar que a toda costa se construyeran embalses que acabaran con la belleza del lugar, en el año 1908 Theodore Roosvelt lo convirtió en Monumento Nacional. Unos años más tarde paso a ser Parque Nacional. Actualmente está considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Lugares que no perderse en el Gran Cañón del Colorado

Si vamos al parque, ahora que sabemos que hay dos lugares diferenciados, North Rim y South Rim. Quizás no sepamos dónde ir, pero el mejor lugar para quedarse es el Rim South.

De hecho, es donde se encuentra la Grand Canyon Village, donde están las oficinas del parque rodeadas de los alojamientos.

Además durante el invierno y debido a las inclemencias climáticas, el North Rim puede estar cerrado.

Navajo point

Debido a su tamaño es difícil pensar que son pocos los lugares para hace un poco de senderismo, o buscar la mejor foto cuando amanece o anochece.

Dentro del Parque hay un autobús que hace diferentes rutas y además es gratis.

Hay planos por los diferentes establecimientos del recinto indicando horarios, rutas y paradas. Horarios y Rutas.

Conviene ir provisto de agua, ya que las altas temperaturas que hay en el Gran Cañón. En caso de hacer una ruta de varios kilómetros puede provocar insolaciones o golpes de calor. Así que gorro, agua y gafas de sol, como calzado adecuado es muy conveniente.

Una vez que nos hemos bajado del autobús en la parada seleccionada, lo que tenemos que hacer, por encima de cualquier cosa, es disfrutar de unas increíbles vistas de un increíble lugar.

Flora y Fauna del Gran Cañón

Al no haber ruidos más allá de los que la propia naturaleza hace, podremos observar la flora y fauna. Imaginarnos cómo pudo ser el Cañón miles de años atrás, intentar ver qué hay en el horizonte miremos hacia donde miremos.

Ver pájaros sobre volando este maravilloso lugar. ¿Sabes cuál es la fauna y flora más habitual que te puedes encontrar?.

Es difícil encontrarse con la fauna más representativa del lugar, como los pumas, linces o coyotes.

Son animales muy esquivos con el ser humano, así que no te preocupes, como mucho los verás en una foto o un cartel.

Es más posible, pero no por ello fácil ver un cóndor de California, que es una de los aves más grandes del planeta.

Otra fauna que habita en el parque son las serpientes de cascabel, habituadas a los climas áridos, suelen estar debajo de piedras o lugares donde buscar algo de sombra, pero no te preocupes, es bastante posible que tampoco te encuentres con ninguna.

Si lo haces ella te avisará con el sonido que produce con el extremo de su cola que la da nombre, el típico sonido de las películas del oeste… sssssss…..

Durante la caminata por los senderos hay carteles que te indicarán los peligros que te puedas encontrar.

Bajar hasta el río Colorado

Esta es una de las actividades más populares, pero no es fácil, y además se necesita tiempo.

Tampoco lo puedes hacer por tu cuenta por los peligros que representa tanto el terreno como el tiempo que se necesita.

El tiempo necesario para bajar hasta lo más fondo del valle son dos días, y hay ciertos puntos en los que se baja en mula.

Debido a las altas temperaturas y el agotamiento de una bajada y su posterior subida es importante llevar agua y la comida necesaria.

Los atardeceres y las noches en el Gran Cañón del Colorado

Si hay un lugar que merece realmente la pena visitar durante el atardecer es el Desert Point, está a unos 40 kilómetros al este del South Rim. De modo que la única forma de llegar hasta allí es en coche, y ten en cuenta que no serás el único que haya tenido esa idea.

El lugar es increíble, si ya el Gran Cañón del Colorado es increíble, este lugar lo es mucho más.

atardecer gran cañón colorado

Las noches en el Gran Cañón son silenciosas, y oscuras, sobre todo oscuras, así que no olvides llevar una linterna.

Debido a que se encuentra muy alejado de centros de población, no hay contaminación lumínica, de modo que por la noche, parece que todas las estrellas estuvieran al alcance de tu mano.

Nunca hubieras imaginado que hubiera tantas estrellas en el cielo, este es uno de los grandes espectáculos de este increíble lugar.

Xanterra

Debido a su popularidad y a que cada año es visitado por miles de turistas, hay un inconveniente, que en el fondo lo que hace es preservar el Parque Natural evitando la masificación. Este inconveniente es la poca cantidad de alojamiento, y además lo lleva una empresa estatal, Xanterra.

Por lo que más te vale que intentes organizarlo con tiempo, ya que llegar allí sin reserva significa que no podrás quedarte dentro, y sólo fuera del parque encontrarás alojamiento, pero te vas a perder las increíbles vistas del amanecer.

Xanterra Cañón colorado

Cómo llegar y cómo salir del Gran Cañón del Colorado

Normalmente se llega al parque desde Las Vegas por la autopista 64. Cerca de Tusayán, un pequeño pueblo de apenas trescientos habitantes. Pero merece la pena llevar un GPS para evitar perderse.

Si tu siguiente destino son Las Vegas si no Los Ángeles, deberás abandonar el parque camino hacia Flagstaff. Y de ahí buscar la histórica Ruta 66 y disfrutar de la música country, ya que será la única que puedas sintonizar en el coche. Un GPS ayudará a no perderse.

Consejos prácticos
En el Parque Nacional de el Cañón del Colorado hay un supermercado que tiene de todo, desde paracetamol hasta candados para la mochila. Así que no pretendas llenar del coche de comida por si allí no encontraras.

Hay que pagar una tasa por entrar en el parque.

Es muy importante llevar agua y un sombrero en la cabeza si se va a hacer alguna ruta de senderismo, pues aunque sea corta, las temperaturas pueden propiciar un golpe de calor.

Planifica y reserva las noches con tiempo antes de llegar al parque. No se te olvide meter una linterna, y en el caso de que se te olvide, recuerda que hay un supermercado donde la puedes comprar.

Al menos hay que pasar dos noches para poder disfrutar un poco de este espectacular lugar.

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies