Sri Lanka

Alojamiento en Sri Lanka

Alojamiento en Sri Lanka

Sri Lanka era un destino de esos donde las referencias que teníamos sobre alojamiento no eran especialmente buenas. Aunque como siempre, creemos que es mejor probarlo nosotros mismos.

Tengo que decir que nos encontramos en general alojamiento bastante correcto, y en algunos casos mucho mejor de lo que esperábamos.

Cuando hemos viajado por el sudeste asiático, siempre buscamos el alojamiento in situ. Pensamos que es mejor verlo antes de reservarlo online, pues muchas veces te puedes encontrar sorpresas desagradables. Por otro lado, como siempre hemos hecho eso, tampoco podemos afirmar que eso sea cierto. Bueno, realmente hay más motivos, en el sudeste asiático, regatear por el alojamiento es lo más habitual, así que siempre nos hemos lanzado a la aventura del regateo.

En el caso de Sri Lanka la cosa cambia. Aunque sea un país asiático, no lo metería en el mismo saco que otros países como Tailandia, Indonesia, Laos, Myanmar, Malasia, Vietnam o Camboya.

Cuando estuvimos allí siempre reservamos con antelación, un día o dos como mucho antes de llegar al destino. Y la verdad que todo nos fue muy bien. Bueno, aquí tengo que puntualizar, ya que la excepción fue Haputale, donde fuimos a la aventura, y al llegar por la noche nos tuvimos que resignar. Pero de esto hablaré un poco más adelante.

Alojamiento en Negombo

Cuando fuimos a Sri Lanka decidimos que preferíamos quedarnos en Negombo que en Colombo. Es una ciudad mucho más tranquila, con bastantes kilómetros de playa.

Después de informarnos cómo llegar hasta Negombo desde el aeropuerto de Colombo en transporte público, investigamos cuál era la zona dónde merecía alojarse. Lewis Place se llama la calle, bastante larga por cierto, donde se encuentran los alojamientos.

Negombo es una ciudad en pleno desarrollo inmobiliario debido al auge del turismo. Son muchos loa holandes y alemanes que están comprando apartamentos por la zona. Pero aún así, tiene un aire muy local, a penas hay turismo (si se compara con otros destinos asiáticos), y el ambiente es puramente ceilanés.

El alojamiento que reservamos fue Ocean View Tourist Guest House. El alojamiento es correcto, y la situación es inmejorable. En Lewis Place 104. Muy cerquita de la playa, y con una terraza que te regala unas vistas preciosas de Negombo.

Puedes ver otras opciones en Alojamiento en Negombo;



Booking.com

Alojamiento en Kandy

Kandy nos resultó una ciudad muy especial, por lo que es en sí la ciudad y por las excursiones que se pueden hacer desde allí, Dambulla, Siguriya y Polannanura.

Después de una intensa búsqueda por internet y decidir que merecía la pena quedarse en la montaña que se encuentra en Kandy, Hantana. Estando allí, se podía bajar tranquilamente andando hasta la ciudad y volver en tuk-tuk.

Las ventajas fueron muchas, y creo que despertarse por la mañana y disfrutar de unas vistas preciosas de la ciudad no tiene precio.

Pero es que, además el alojamiento superó con mucho nuestras expectativas. Una familia excepcionalmente amables. Una casa además de muy bonita y decorada con mucho gusto, resultó ser muy acogedora.

En este caso sí que recomiendo Hantana Home Stay.

Pero bueno, ya sabemos que en la comparación está la virtud, así que aquí puedes ver qué más opciones;



Booking.com

Y si lo que quieres es sentirte como se sintió la reina Isabel II cuando visitaba su colonia ceilanesa, siempre puedes alojarte, si tu bolsillo te lo permite en Queen´s Hotel. Seguramente sea una experiencia increíbles. Nos la puedes contar si quieres!!!

Alojamiento en Haputale

Por algún motivo decidimos ir hasta Haputale sin reservar alojamiento. Llegamos de noche a Haputale, llovía, vamos, no era la mejor condición para buscar alojamiento. Es bastante probable que alguien avisara que llegaban al pueblo unos extranjeros que quizás no tuvieran alojamiento. Cuando nos bajamos del autobús, había unos hombres jóvenes en un tuk-tuk ofreciéndonos alojamiento en la Guest House de su tío.

Bawa GuestHouse se llama el alojamiento en cuestión.

Me gusta ser sincero, y aún hoy no sé si yo mismo volvería, y mucho menos si sería capaz de recomendarlo, así que vamos a ver los pros y los contras.

Pros; Las cenas y desayunos increíbles. Los dueños y la familia, sobrinos, excepcionalmente amables y solícitos. Algo que nos vino muy bien, ya que fue con los sobrinos con los que contratamos las excursiones por los campos de té y la factoría. Muy recomendable. Otro de los servicios que les contratamos fue el transporte en coche, muy cómodo hasta Tissamaharama.

La habitación era enorme y contaba con baño y agua caliente.

Contras; No nos pareció el lugar más limpio, tampoco estaba sucio, digamos que cumplía muy justamente los estándares. Internet no iba demasiado bien, pero bueno, a veces viene bien desconectar un poco.

Al ser un lugar que carece de mucho turismo, quizás el alojamiento no cumpla con los mismos estándares que otros lugares, pero por contra se puede vivir la experiencia de alojarse en una casa familiar, donde sí se habla inglés.

Así pues, la pregunta; ¿Recomendaríamos Bawa GuestHouse ? Es cierto que no podemos comparar con otros alojamientos del lugar. Si hubiéramos podido ver otras opciones, lo hubiéramos hecho.

Aquí puedes ver otros alojamientos y comparar. Bawa GuestHouse



Booking.com

Alojamiento en Tissamaharama

El objeto de la visita a Tissamaharama no era la ciudad en sí, que bien se merece un paseo y una visita a su mercado nocturno. Era el Parque Nacional de Yala y su escurridizo leopardo. Habíamos leído que normalmente eran los alojamientos los que te ofrecían opciones de safari al parque con las agencias locales con las que trabajan.

Después de Haputale no lo dudamos, volvimos a buscar una buena opción por internet. Y si hay un alojamiento que recordamos con especial cariño fue el que tuvimos aquí, River Face Inn.

Pertenece a una familia local. Cuando nosotros llegamos allí coincidió con el encuentro de las familias previo a la boda del hijo, Thilina (encargado del hotel) y su novia.

Nos invitaron a comer con ellos, lo cual nos pareció increíble, y pudimos probar las delicias ceilanesas preparadas con el mayor de los cuidados. Las comidas previas a las bodas hay que cuidarlas mucho.

Por lo tanto sí, recomendamos este lugar, River Face Inn.

Pero puedes echar un vistazo a ver qué otros alojamientos hay en Tissamaharama;



Booking.com

Alojamiento en Mirissa

Aquí, en Mirissa, podemos decir que encontramos el lugar perfecto. Muy cerca de la playa, tan sólo había que cruzar una calle. Un lugar lleno de bungalows con un jardín muy agradable. Y por supuesto, la gente que trabajaba allí, muy amables.

El Poppies . Su precio es barato y servicio genial, como acabo de comentar. Además incluye conexión WI-FI que funciona muy bien.

Puedes comparar con otros sitios de la zona.



Booking.com

Alojamiento en Galle

En Galle hay básicamente dos lugares donde te puedes alojar, o bien dentro de la fortaleza, intramuros. O bien, fuera, extramuros.

Nosotros decidimos hacerlo dentro, y creo que fue la mejor opción. Sí que es cierto que íbamos a comer fuera, por eso de probar un toque mucho más local, ya que intramuros es bastante turístico.

El alojamiento en Galle no resulta barato como sí lo es en el resto del país.
El alojamiento elegido fue Fort Inn Guest House. Yo lo llamaría hotelito con encanto. La habitación era muy bonita, de madera, y en la cama un dosel. Pero si hay algo que era lo mejor es la terraza en la parte de arriba. Allí puedes cenar, o tomar algo, o conocer otros viajeros. Puedes encontrar más información o reservar este alojamiento en este enlace, Fort Inn Guest House.

Otras opciones para alojarte aquí;



Booking.com

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies