Laos

Camino a Laos navegando por el Mekong

Laos rio Mekong


El camino a Laos comienza desde Chiang Mai, donde una furgoneta llevará al viajero hasta el norte de Tailandia, a la frontera con Laos en la ciudad de Chiang Khong.

El viaje a Laos

El viaje a través de las montañas dura unas cuatro horas acompañadas de un paisaje precioso, llegando a la ciudad fronteriza se ven montañas cársticas. Cuando se llega a Chiang Khong se nota la cercanía con Laos, en el río Mekong, tan presente y tan importante para los laosianos, se puede ver en la otra orilla lo que espera, un país diferente pero al mismo tiempo tan cercano a Tailandia.

Chiang Khong a penas tiene casi nada que ver, tan sólo pasar unas horas hasta coger el barco que llevará hasta la ciudad de Luang Prabang a través de otras localidades como Pakbeng.
Comer, dormir, visitar el mercado local, tomar unas cervezas, las últimas tailandesas antes de las cervezas BeerLao, pues poco más tiene este pueblo en el que tan sólo hay una calle, la carretera que le atraviesa.

Desde Chiang Khong hasta Huoeixai (Laos) tan sólo separan varios de minutos, lo que se tarda en atravesar el río Mekong en barca (un euro 2013). Huoeixai es el paso fronterizo oficial para entrar en Laos. La visa se consigue en la llegada al puesto fronterizo, donde lo más importante es llevar en dólares el precio de la visa, 35 dólares en 2013, también se necesita una foto reciente tamaño carné.

Para el turismo en Laos, Huoeixai sólo tiene la importancia de ser paso fronterizo, y por ser el lugar donde se coge el barco lento que llevará hasta Luang Prabang, trayecto cuya duración es de dos días.
Quien vaya a coger este barco debe saber que el trayecto hasta la siguiente parada, Pakbeng, dura unas siete horas, y en el barco a penas se venden unas patatas fritas, noodles con agua hervida en un recipiente de cartón y cerveza, por supuesto LaoBeer, por lo que comprar algún bocadillo, algo de fruta y agua es más que recomendable.

El trayecto desde Huoeixai hasta Pakbeng puede resultar pesado, pero lo paisajes en las orillas del Mekong son impresionantes. Laos tiene un importante porcentaje de bosques primarios y durante el trayecto se atraviesan lugares y jungla que parece que nadie nunca antes hubiera atravesado, sensación de satisfacción de atravesar lugares donde la mano del hombre aún no ha modificado nada.

Pakbeng se sitúa a mitad de camino entre el puesto fronterizo de Huoeixai y Luang Prabang. Esta pequeña localidad tiene una única calle paralela al río, repleta de lugares donde comer, y alojamiento, nada más, pero es una parada obligada debido a que por la noche no se puede navegar a través del río Mekong por el alto número de rocas que lo atraviesan y por las fuertes corrientes, ya que no hay ningún tipo de luz que pueda indicar el camino.

Este pequeño lugar se ha ganado muy mala fama entre viajeros y laosianos, ya que antes de llegar los propios laosianos aconsejan no dar la mochila a nadie que te quiera ayudar en el embarcadero, pues dicen que hay muchos robos.

Tampoco hay mucho que ver o hacer en este pequeño pueblo, tan sólo cenar, compartir experiencias con otros viajeros, y disfrutar de una plácida cama hasta el día siguiente que seguirá el camino hacia Luang Prabang.

Consejos prácticos
Existe otra opción para llegar desde Huoeixai hasta Luang Prabang, y es el autobús. Los autobuses VIP en Laos, son como los autobuses interurbanos de Europa.

Otro destino desde Huoeixai es Luang Nantha, importante centro de trekking en el norte de Laos.

Sólo hay un barco al día desde Huoeixai hasta Luang Prabang, al menos en 2013, y debido a la atracción que se ha convertido para los turistas, aún se conserva.
Tiene alrededor de 90 plazas, si un día hay mucha demanda de viajeros, suelen poner otro barco, pero en ocasiones lo sobre cargan en exceso.

A continuación unos consejos sobre Pakbeng, pueden parecer exagerados, pero es lo que los propios laosianos aconsejan sobre esta pequeña localidad;
-Mirar que las ventanas del alojamiento están bien cerradas para evitar visitas no deseadas durante la hora de la cena.

-Las llaves de la habitación hay que llevarlas siempre encima y comprobar que se deja bien cerrada la puerta.

-Intenta llevar contigo los objetos de valor.

-Se dice que en ocasiones te puedes encontrar gente muy amable que después de un rato de conversación y unas cerveza ofrecen opio para fumar, esto lo hacen para robarte una vez estés bajo los efectos de esta droga.

-Nunca enseñar ni dar el pasaporte a nadie, en ocasiones han salido corriendo con él.

A pesar de todas las recomendaciones siempre es importante que prevalezca el sentido común, es posible que en Pakbeng la gente no sea como describen otros laosianos, pero también es posible que se hayan dado robos como los descritos anteriormente en alguna ocasión. Sí es cierto que en muchas guías de viaje se habla de los ¨rateros de Pakbeng¨.

El barco ya no para en Luang Prabang como lo hacía anteriormente, ahora para a unos cinco kilómetros, obligando al viajero a coger otro transporte complementario en una especie de estación de tuk-tuks que hay en el embarcadero donde para el barco, de hecho no hay nada más y es la única opción para llegar hasta la ciudad, estando el precio cerrado (dos euros en 2013) y sin opción de regateo en un tuk-tuk compartido.

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies