Austria

Viena en un día

Viena en un dia

Viena es una de las ciudades de Europa que pueden asustar por los precios que se pueden llegar a pagar por un café, dormir, comer, etc.

Pero como siempre, si se quiere visitar un lugar, adaptando nuestro presupuesto a la visita, se puede conseguir.

Viena se encuentra en el centro de Europa, en el antiguo Imperio Austrohúngaro, y por ese motivo, si nos acercamos a Praga o Budapest, fácilmente podremos pasar un día en Viena sin que el bolsillo se resienta.

Son muchos los lugares para visitar y para ver de forma gratuita.

Un poco de información sobre Viena

Sigue siendo una de esas capitales europeas que aunque han tenido un gran crecimiento, sigue siendo una ciudad accesible. Paseable y si no apetece pasear mucho, siempre podemos usar el tranvía o el metro para movernos por la ciudad.

Tiene una población de algo más de 1.5 millones de personas, y si juntamos su área metropolitana, son alrededor de 2.5 millones de habitantes.

Austria recobró su independencia de Alemania en mayo de 1955. A partir de ese momento tomó un compromiso de neutralidad, de modo que se convirtió en sede de organismos como la ONU, la OPEP, la OIEA (aquí es donde se reúnen los líderes de los países con armamento nuclear), etc.

Esto ha tenido un efecto similar al de Bruselas, ya que la presencia de diplomáticos y todo lo que eso conlleva hace de Viena un lugar lleno de expatriados. Su barrio es el distrito 4, Wieden.

Otro gran símbolo de la ciudad, o algo que suele dejar boquiabierto a quien llega la ciudad, es cruzar el Danubio. Ese gran río que atraviesa varios países europeos, quizás sea el río más imponente del continente europeo.

Viena 1

Como en toda Europa, las catedrales han sido un símbolo de la importancia de una ciudad, y Viena tiene su propia catedral, San Esteban, no podía ser de otra manera.

Se encuentra en una plaza llamada Stephansplatz, rodeada de edificios que nos recuerdan que estamos en centro Europa.

Aunque debido a la influencia arquitectónica francesa, podríamos pensar que estamos en París. Esto es el centro de Viena, y a partir de ahí, perderse por las calles.

Buscar los diferentes rincones, y es que la gran ventaja es que dispondremos de un gran área peatonal, sin coches, sin humos, nuestras piernas y el plano.

Paseando por el centro nos encontraremos con el edificio de la Ópera, y no muy lejos los jardines Buggarten, donde se encuentra una estatua en memoria de Mozart.

Viena 2

Muy cerca nos encontramos con uno de los mejores museos de la ciudad, y de los más importantes de Europa, Museo Albertina.

En este museo podemos ver obras de autores europeos que marcaron una época tanto política como artística en el viejo continente, Picasso, Miró, Matisse, Renoir…

Uno de los lugares más espectaculares de Viena es Michaelerplatz, donde se encuentra el Palacio de Hofburg. Este palacio fue la residencia de la familia Habsburgo durante más de seis siglos. Ahí también se encuentra el Museo de la emperatriz Sisí (Isabel Amalia Eugenia, Duquesa en Baviera).

Schönbrunn

Si nos vamos hacia el sur de la ciudad, concretamente hasta la parada de metro de Schönbrunn, nos encontramos con el palacio del mismo nombre.

Viena

Viena

El lugar es impresionante, por el tamaño de sus jardines y edificios, quizás sea de esas visitas que no se pueden dejar de lado, hay que sacar tiempo para ir allí.

Muestra de la opulencia de la familia de la casa real de los Habsburgo.

Museumsplatz

Si aún tenemos tiempo, o disponemos de otro día en Viena, podemos ir a uno de los museo más representativos del arte austriaco con autores como Gustav Klimt, Oscar Kokoscha y Egon Shiele.

Viena

Es el Museo Leopold, en Museumsplatz. Se encuentra en el barrio de los museos, donde además podemos visitar otros museos como el Museo de Historia del Arte, el MUMOK, Museo de Historia Natural.

Y justo al lado de la Plaza de Maria Teresa, jardines con los edificios mellizos, el Museo de Historia Natural y Museo de Historia del Arte.

Viena

Viena

Viena

Una opción muy habitual de hacer un recorrido por el centro de Viena rápido y barato es coger el tranvía.

Las líneas 1 y 2 hacen un recorrido por la Ringstrasse. Hace paradas en los edificios más importantes de la ciudad, y nos da una idea de la grandeza de la arquitectura y de la propia ciudad de Viena.

¿Se puede comer barato en Viena?

Viena no es el lugar más barato para visitar, pero se puede ir a comer a la cadena de restaurantes austriaca Centimeter, hay varios por la ciudad. Digamos que cumple con las tres B, bueno, bonito y barato.

No es frecuentado por turistas, si no más por locales. Hay restaurantes Centimeter en las siguientes calles, Stiftgasse 4, Lenaugasse 11, Gersthofer Strasse 51.

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies