Myanmar

Qué ver en Myanmar en dos semanas

Qué ver en Myanmar

Myanmar, la antigua Birmania es un país que ha estado durante muchos años alejado de las rutas más habituales del sudeste asiático debido a la junta militar que gobernó allí con mano de hierro durante mucho tiempo. Sin embargo en los últimos años se está volviendo en un destino que goza de cierta popularidad por sus políticas aperturistas. Y la eterna pregunta es qué ver en Myanmar, pues son infinidad de lugares que merecen la pena una visita.

En cualquier caso, hay zonas que aún hoy en día no se pueden visitar, ni siquiera los propios birmanos están autorizados para ello. Myanmar es un país increíble, y quizás el hecho de haber estado aislado, lo convierte en un destino por descubrir, auténtico y con gente maravillosa.

Así pues, si estás pensando en viajar al país, te dejamos los lugares que puedes visitar y disfrutar, los lugares donde nosotros estuvimos durante dos semanas.

Qué ver en Myanmar

Dos semanas no son muchas, aunque suficientes para empaparse del país, siempre es mejor visitarlo durante tres, cuatro o todo el tiempo disponible. Es un país con una riqueza cultural increíble, que hay que visitar.

Qué ver en Yangón

Yangon

Yangón, la antigua Rangún es una ciudad dura, muy dura. El día a día no se hace fácil para sus habitantes, quizás como cualquier otra ciudad grande, pero hay circunstancias que la hace más difícil que otras ciudades de menor tamaño.

Quedan muchos vestigios de la época colonial, unido a la mezcla de culturas que conviven en la ciudad, la convierten en un lugar que no puedes pasar por alto.

Centro histórico

Calles construidas con tiralíneas, paralelas y perpendiculares, llenas de edificios coloniales, tanto oficiales como viviendas. Es increíble pasear por sus calles, ver el ajetreo, el comercio, el ir y venir de sus habitantes. Uno de los lugares que no han perdido ni un ápice la esencia de la época colonial, por dentro y por fuera es el Hotel Strand, situado en la calle del mismo nombre. Aún hoy es un micromundo que poco se parece a lo que hay fuera de sus puertas.

Pagoda de Shwedagon

Domina la ciudad con orgullo. Es enorme y de una majestuosidad que marca la diferencia con el resto de pagodas del país. Desde luego es un sitio que no se puede dejar de visitar.

Pagoda de Sule

En lo quizás se podría llamar como la frontera imaginaria con el barrio musulmán se sitúa este edificio. Un ambiente muy local.

Barrio Musulmán

Barrio musulmán Yangón

El cambio de ambiente se nota en sus habitantes, sus ropas, sus barbas, las imponentes mezquitas. Y como colofón, una gastronomía totalmente diferente.

Barrio Hindú

De nuevo, es una muestra del pasado de los hindúes que los ingleses enviaron a Myanmar como parte de su séquito colonial. También son sus habitantes los que te hacen respirar un ambiente diferente, y de nuevo, la gastronomía muestra su punto de inflexión diferenciándose completamente.

Mercado Bogyoke Aung San

No hay ciudad de esta zona del planeta que no cuente con su propio mercado. Y este es un auténtico hervidero de gente comprando y vendiendo. Desde luego que merece la pena visitarlo.

El tren circular de Yangón

Este tren te lleva por lo arrabales de la ciudad. Verás de todo, y desde luego muchas imágenes de cierta dureza quedarán grabadas en tu memoria, pero merece la pena. No sólo la cara amable de las ciudades es lo que hay que visitar.

Puedes ver más información en Yangón se abre al mundo.

La huella de George Orwell

En la cercana localidad de Thanlyin, puedes ir en autobús público. El simple hecho de que este importantísimo autor hubiera vivido allí es más que suficiente para visitar un lugar fuera de los recorridos más habituales. Es una pequeña ciudad tranquila y apacible.

Thanlyin

El mercado de Thanlyin es un lugar imprescindible, es bastante probable que seas la única persona no birmana visitando este lugar, disfrútalo.

También cuenta con una pagoda que merece la pena un paseo.

Si quieres saber más sobre Thanlyin, puedes visitar el siguiente artículo, Tras la huella de Orwell.

Qué ver en el Lago Inle

Este lugar es completamente diferente al resto del país, ya que la fisionomía del lugar lo hace único. Dos pequeñas cadenas montañosas y en medio un lago que es el epicentro de la vida del lugar, el Lago Inle. Y este lago se encuentra en el pequeño pueblo de Nyaungshwe.

Lago Inle

Viñedos Red Mountain Estate

Suena raro, pero sí, aquí puedes visitar unos viñedos que poco a poco van teniendo mayor relevancia. Puedes visitarlos y ver todo el proceso de producción del vino.

Pasear por Nyaungshwe

La vida de este lugar parece ajeno a los turistas, aunque cada vez vayan siendo más. Verás las estampas más habituales de sus habitantes. Una de imagen que todos buscan sucede temprano por la mañana, cuando los monjes visitan cada una de las viviendas pidiendo algo, unos frutos, un poco de arroz. En fila india con sus cuencos.

Shwe Inn Dein Pagoda

Uno de los lugares más espectaculares que vimos en todo el país fue esta pagoda y sus alrededores. Desde el primer pie que pusimos en el lugar, nos sorprendió todo lo que vimos, sus escalinatas, columnas y alrededores, increíbles.

Shwe Yan Pyay

Quizás sea esta es una de los primeros lugares que visitarás. Esta pequeña pagoda tiene también un pequeño colegio, por llamarlo de alguna manera, donde los niños dan sus primeros pasos como monjes.

Lago Inle

El Lago Inle

Si has venido al Lago Inle, lo tienes que visitar. La mejor opción es acercarse a los alrededores y buscar a alguien que tenga una barca, cerrar un precio, y a la mañana siguiente temprano visitar cada uno de sus rincones.

Lago Inle

Puedes ver más detalle sobre este mágico lago en Lago Inle, Nyaungshwe.

Qué ver en Bagan

Hablar sobre Bago es hablar de sus centenares de pagodas, para todos los gustos, más grandes, más pequeñas. Familiares, imponentes, blancas, rojas.

Recorrer Bagan en bicicleta

Es una muy buena opción, barata, no contaminante, y además podrás llegar a muchos lugares y visitar todas las pagodas que puedas.

Bagan

Viejo Bagan

Este es el lugar original de la ciudad, pero la junta militar obligó a muchos de sus habitantes a moverse a una nueva parte de la ciudad. Allí podrás conversar con birmanos deseosos de compartir una muy interesante charla.

Atardecer en Bagan

Las mejores vistas de la esplanada infinita de pagodas te las va a dar el color de su atardecer, único. Busca una pagoda poco concurrida, algunas son la vivienda de familias, que se ocupan de su cuidado, y por muy poco dinero te la van a enseñar y disfrutarás de un momento realmente único.

Nosotros compartimos dos atardeceres con una familia, la famila de Momo en la pagoda 1774.

Ceremonia de Pwe

Las probabilidades de ver esta ceremonia en directo son bajas, pero no imposibles. Nosotros asistimos a una de forma casual, simplemente estábamos en el lugar adecuado a la hora adecuada. El incienso, la música y el trance son el todo de estas ceremonias. Puedes leer nuestra experiencia en Pwe, música, danza, incienso y trance.

Puedes leer más sobre esta ciudad en Bagan o la ciudad de las mil pagodas.

Qué ver en Bago

Bago suele pasar desapercibido para muchos viajeros, pero está de camino entre Yangón y el Lago Inle. Lugar donde parar con el tren, para tomar un autobús hacia el lago más famoso del país.

Bago

Bago

Buda reclinado Naung Daw Gyi Mya Tha Lyaung

Se dice de este buda que es el más grande del mundo, incluso más que el que puedes encontrar en Bangkok.

Pagoda Shwemawdaw

No es la pagoda Shwedagon de Yangón, pero aquí al menos, es probable que no veas turistas, y seas parte de toda la gente local que se acerca a visitarla.

Escuela Budista

Paseando por Bago nos encontramos con una escuela budista, y pudimos compartir un buen rato con alumnos y profesores. Algo apartada, pero que paseando llegarás sin problemas.

Qué ver en Mandalay

Mandalay nos sonaba a pasado, y desde luego, parte de ese pasado ha desaparecido de la ciudad. Ahora está atestada por el tráfico, y ese intento de modernidad, pero aún así, es un lugar que tienes que visitar sí o sí.

Templo de la colina

Quizás sea el mejor sitio para ver una panorámica de la ciudad. Para subir y recorrerla, tendrás que dejar tu calzado en la parte de abajo. Eso te va a pasar en todas las pagodas del país.

Pagodas milenarias

Para llegar a ellas tienes que desplazarte a las ciudades históricas de Amarapura, Inwa y Sagaing.

Mandalay

Templo de Mahamuni

El pan de oro que cubre a su buda, quizás sea la muestra de ofrenda más curiosa. Es un lugar de peregrinación obligada para los budistas.

Puente U Bein

Este puente de teca, de más de un kilómetro de longitud, mil dos cientos exactamente, es un lugar común. Un lugar de paso y de encuentro para los habitantes de Amarapura, atardeceres únicos de nuevo y un paso hacia otro lugar insólito.

Mandalay

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies