Tanzania

Zanzíbar, la isla de playas de arena blanca y agua turquesa

Zanzíbar

He de decir que así era como me la imaginaba antes de aterrizar en la República Revolucionaria de Zanzíbar. Sí, Zanzíbar tiene una situación administrativa diferente al resto del país. Esto se debe a su situación geográfica, muy vinculada tanto al tráfico de esclavos por parte de los ingleses como al comercio de especias. Así que, salvo un corto periodo de tiempo, de 1964 a 1965 siempre ha pertenecido a alguien, nunca ha sido independiente, a pesar de su carácter único. Son cinco islas las que conforman el archipiélago de Zanzíbar, Pemba, Mafia, Mnemba y Ugunja, además de la principal y más grande que es Zanzíbar.

Ya desde la ventanilla del avión que nos llevaba desde Arusha se podía observar la costa y los colores azul turquesa que tenía alrededor, junto a un blanco intensísimo, la arena.

El primer pie puesto en el aeropuerto, y llama la atención el edificio de la nueva terminal que están construyendo.

De camino al que será nuestro hogar por los próximos días, comprobamos como después de unas lluvias torrenciales, se ha llevado por delante gran cantidad de chabolas hechas de maderas y chapas. A pesar de ser uno de los destinos premium de África, Zanzíbar es un lugar extremadamente pobre.

Hay que destacar, que dentro del contexto de Tanzania, y gran parte de los países del África negra, Zanzíbar es un lugar rico, pues parece ser que nadie se muere de hambre ni sufre desnutrición, gracias a que la tierra es rica y está llena de frutas por todos los lugares. Además la industria del turismo está ahí.

Como curiosidad, comentar que gran parte de los resort y negocios de la isla alrededor del turismo, son de italianos, y que un local te hable en italiano es lo más normal. Todavía no sé cuál es el motivo por el que son los italianos los que mueven el negocio allí.

¿Qué hacer y qué ver en Zanzíbar?

Son muchas las playas que hay en la isla de Zanzíbar, y no es fácil llegar de unas a otras. Puedes alquilar moto… nosotros no lo hicimos o puedes arreglar precio con algún local y que te lleve en el coche, esa fue nuestra elección.

Playa de Kiwengwa

La playa de Kiwengwa fue nuestra playa base, desde donde empezaban todas las aventuras al resto de la isla.

Quizás no sea la más bonita, dicen que es la tercera, pero tiene el encanto de estar en un pueblo, con el mismo nombre. Al alojarnos en una casa, pudimos tener cierto contacto con los locales. Nosotros no estábamos en el mundo del resort, pero al final, también las casas que se alquilan tienen unos altos niveles de seguridad. En la puerta siempre estaban dos masáis vigilantes.

La playa de Kiwengwa tiene una arena que si la tocas pareciera que estás tocando harina, y el mar es de color turquesa, un color que recuerda a las playas del sureste asiático.

playa kiwengwa

Las mareas son muy largas, y por la noche parece que el mar fuera a invadirlo todo, durante el día, la playa se adentra en el océano Índico.

Cuando la marea está baja se forma una pequeña laguna de agua salada, bañarse ahí es como meterse debajo de un grifo de agua hirviendo, pero la imagen es increíble.

playa kiwengwa

Hay que tener cuidado al meterse al agua, pues son numerosos los erizos de mar, pisar uno puede que sea lo peor que te pueda pasar. Conviene llevar siempre unos escarpines con una suela de goma lo suficientemente gruesa.

Esta playa tiene escenas increíbles, ver pastores masáis llevando las vacas por la orilla de la playa, es una estampa que no se me quita de la cabeza.

playa kiwengwa

Niños que vienen de la escuela, todos de uniforme, jugando, hablando de sus cosas, la playa se ha convertido en un lugar de reunión, en un lugar por el que pasar, donde sólo los turistas se tumban al sol y ven pasar las horas.

Hay otras estampas que no son tan idílicas. La prostitución en la playa está a la orden del día. Son muchos los masáis buscando turistas blancas. Y son muchas las turistas que aterrizan en Zanzíbar en busca de su idilio sexual con un masái.

playa kiwengwa

Estos masáis son chavales muy jóvenes, pocos llegarán a los veinte años de edad, pero parece que se han convertido en el objeto del deseo.

Además de los jóvenes masáis, la playa está llena de de otros jóvenes que te quieren vender artesanía, pueden llegar a ser excesivamente insistentes, pero son amables.

Esta playa tiene algunos locales donde comer, quizás el mejor sea uno llamado Simba. Lo llevan un pareja joven italiana, y son varios los camareros tanzanos. La especialidad es el pescado del día, fresco, y a un precio muy barato puedes comerte una deliciosa mariscada.

Son varios los chiringuitos que hay en la playa, además de las tiendas de recuerdos.

Por suerte, la isla tiene más playas, y diferentes actividades que hacer.

Isla de Nmemba

La isla de Nmemba, realmente es un atolón. Es uno de esos sitios que hay que visitar, pero de lejos, ya que en la isla hay un único resort que la convierte en isla privada. A no ser que dispongas de entre mil quinientos y tres mil euros la noche, no podrás poner un pie sobre su blanca arena.

playa Mnemba

Hacer snorkel alrededor de la isla en una de las mejores opciones. Hay que decir que el coral está un poco destrozado, que nada tiene que ver con el snorkel que puedes hacer en las islas Togian de Indonesia, pero merece la pena. Nadar rodeado de peces cebra, que te hacen sentir parte del banco, te rodean, te siguen, si te paras se paran y te miran, no tiene precio.

atolón Mnemba

atolón Mnemba

Pero el planazo es bañarse entre delfines. Sí, una experiencia única, quizás una docena de delfines nadando a tu alrededor, sumergiéndose, si estás haciendo snorkel podrás escuchar su sonido tan característico a través del cual se comunican. Verles jugar y rebozarse en lo más profundo del mar, un espectáculo único.

Playa de Kendwa

Dicen que la playa de Kendwa es la mejor, pero más adelante contaré cuál es mi favorita y por qué.

Esta playa quizás sea la más animada, con más ambiente, y por qué no decirlo, también es bonita, pero no es la más bonita. Esta playa carece de erizos de mar.

Playa de Page

Mi playa favorita, quizás la más impresionante de todas, una arena increíble, un color del mar inigualable. Puedo decir que es la playa más bonita que he visto en mi vida, y creo que ya llevo unas cuantas a la espalda. Hablo de la playa de Page, un sitio tranquilo, agradable, donde pasear, donde comer en restaurantes locales comida local, de nuevo, pescado del día.

Playa de Paje

También hay que tener en cuenta, que como la comunidad turista más numerosa es la italiana, muchos locales se han adaptado, y te puedes encontrar pasta. Pero yo creo que lo mejor es el pescado del día con un poco de arroz. El pescado es fresco, recién pescado por pescadores locales. De alguna manera, consumir esos productos ayuda al desarrollo local.

Playa de Paje

Las barcas de pescadores ancladas en la orilla de la playa hacen de este lugar un sitio precioso.

Esta playa también es popular para practicar kite surf. Bueno, casi todas las playas son aptas para practicar este deporte.

Por suerte, tampoco verás aquí erizos de mar.

Bosque Tropical Jozani

Bosque Jozani
Otra de las atracciones de la isla de Zanzíbar es el Bosque Tropical Jozani, allí se pueden ver los monos colobo rojo, es el único lugar del mundo donde viven.

Están tan acostumbrados a los visitantes que los puedes tener a tan sólo medio metro de distancia. Es importante no molestarles, no tocarles, simplemente observarles. Estos monos, a diferencia de otros, ni atacan ni roban cámaras ni nada de nada. Tan sólo viven, y entiendo, que quieren que les dejen vivir en paz.

Colobo rojo

Pero no es la única atracción. Hay un manglar bastante grande, se accede a él a través de una pasarela de madera. La verdad que el frescor que se siente ahí se agradece y mucho.

manglar jozani

No es el único animal que sólo podemos ver ahí, un roedor curioso con un nombre curioso, musaraña elefante.

El bosque en sí y sus árboles caoba son una razón más que de sobra para acercarse hasta ahí.

Otros lugares que son de obligada visita es la capital de la isla, Stone Town o Zanzibar Town, que es lo mismo. Y por el camino, un granja de especias, pero esto se merece otro artículo diferente.

Los Papasi

Hablemos de los papasi y de la fauna local. Los papasi en swahili, en castellano garrapatas, son personajes que mejor hay que esquivar. Se dedican a nada, y dentro de su nada está intentar sacarte unos dólares y arruinar las próximas compras al tendero de turno.

Cuando vas a comprar algo, te vas a encontrar a un amable personaje, posiblemente esté bajo los efectos de el alcohol y la marihuana, que te va a seleccionar, coger y arreglar el precio con el tendero. A partir de ese momento, puedes ponerle buena cara y decirle que no quieres su ayuda, pero si el tendero no hace nada, te va a dar igual, vas a pagar unos plátanos al mismo precio que te costaría en una frutería del centro de Oslo, 4 dólares por dos mini bananas. De modo que quedan dos opciones, irte a otro puesto, donde el tendero quiera hacer negocio y no se deje intimidar por la garrapata.

En el caso de Kiwengwa, había un pequeño mercado local al que los papasi tienen prohibida la entrada. Dejas dinero en el comercio local, que es de lo que se trata.

Cuidado con el sol

En Zanzíbar el sol está tan alto que quema mucho y rápidamente. Imprescindible, por muy moreno/a que seas, echarse crema factor 50, gafas de sol, y si el pelo escasea, gorra.

EL calor es abrasador, así que conviene tener siempre a mano una botella de agua para mantenernos hidratados.

Alojamiento en Zanzíbar

Nosotros nos quedamos en la playa de Kiwengwa, un auténtico paraíso terrenal. Nos quedamos en una villa que encontramos por Airbnb. Fue una delicia la semana que pasamos allí. Son dos casa enormes con dos habitaciones cada una, como nosotros éramos cuatro, fue perfecto. Lo mejor, la piscina por la noche.

La villa donde nos quedamos se llama Kamila View Casa Mambo. Los dueños son una pareja, ella es italiana y él es nativo de Zanzíbar. Gente muy agradable y siempre dispuesta a ayudar.

En este enlace puedes ver la disponibilidad, Kamila View Casa Mambo.

Si aún no tienes usuario de Airbnb, y te registras a través de Pasaporte Para Viajar, conseguirás 30 euros de crédito de viaje con Airbnb.

También puedes ver otras alternativas y otros precios en el siguiente enlace, Alojamiento en Zanzíbar.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

2 Comentarios

    • Hola Pi,

      Nosotros estuvimos desde principios de Noviembre hasta finales de Noviembre, y tengo que decir que nos pillaron lluvias, pero siempre llovía al mediodía, y eran las denominadas lluvias cortas, en el momento que dejaba de llover, volvía a hacer buenísimo. Y si te soy sincero, esas lluvias se agradecían, ya que hace un calor increíble. Así que no se te olvide la crema del sol, factor 50. Y a disfrutar de Zanzíbar!!

      Un saludo!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies