Japón

Qué ver en Kioto en 4 días

Qué ver en Kioto en 4 días

Kioto no tiene nada que ver con Tokio. Son ciudades radicalmente diferentes, mientras la capital es una jungla de rascacielos interminable, Kioto es tranquilidad, sosiego y tradición, mucha tradición.

Durante nuestro viaje a Japón pudimos disfrutar durante cuatro días de esta ciudad, de su gastronomía y de su gente, mucho más amable y cercana que los tokiotas.

Bien es cierto que cuatro días aunque sean unos pocos, no son suficientes para ver todo lo que ofrece esta impresionante ciudad. Nosotros disfrutamos de las visitas, intentamos ver lo máximo posible pero sin ir corriendo. Además, aprovechamos el transporte público para movernos, fue la mejor idea. Usamos únicamente los autobuses urbanos, ya que casi todos los sitios a los que íbamos disponían de parada de autobús, así pues, nos resulto la mejor forma para moverno.

A continuación te dejamos cuáles fueron los lugares que visitamos y el enlace con más detalles sobre el lugar y cómo llegar.

Además, puedes ver todos los artículos sobre esta ciudad en Artículos sobre Kioto.

Qué ver en Kioto en 4 días

Gion y Pontocho

Qué ver en Kioto en 4 días

Estos son dos barrios que se complementan, y p
arece que se han complementado desde siempre. El primero, Gion, es el barrio donde están las geishas y maikos. Que nadie piense que estas son prostituas, pues no lo son. Su función es la de amenizar las reuniones a través de la danza, narración de historias o música. Por desgracia, ciertas películas han hecho mucho mal.

En este barrio es donde podrás, si tienes suerte, ver geishas de verdad.

Sin embargo Pontocho es el barrio de las izakayas, esas tabernas japonesas donde la cerveza y la comida son protagonistas. Nosotros fuimos a varias por toda la ciudad, pero te doy un consejo sobre las de Pontocho; si ves una cola de turistas esperando entrar a una izakaya, busca otra, pues esa no es la mejor, ni precisamente a la que van los locales u otros japoneses.

Puedes ver toda la información que ya hemos escrito sobre estos dos barrios, así como la mejor manera para llegar en el siguiente enlace, Gion y Pontocho, Geishas e izakayas en Kioto.

Fushimi Inari

Qué ver en Kioto en 4 días

Este santuario es uno de los lugares más visitados de todo Japón, y no sólo eso, sino que además, es bastante probable que tengas en mente la imagen de esos miles de toriis naranjas que componen cada uno de sus caminos.

Se encuentra a las afueras de Kioto, y es uno de los lugares más increíbles que he visto jamás. Sí que tengo que decir, que en Kioto vi varios de estos lugares más increíbles que he visto jamás.

Este santuario sintoista está dedicado al espíritu de Inari. Este espíritu era el encargado de dar suerte tanto en las cosechas como en los negocios, así pues, los toriis fueron la ofrenda de comerciantes y agricultores.

Si quieres saber más sobre Fushimi Inari, ver fotos y ver cuál es la mejor manera para llegar, tenemos un artículo donde hablamos de todo esto y mucho más; Fushimi Inari, el santuario del laberinto de toriis en Kioto.

Bosque de Bambú de Arashiyama

bosque de bambú de Arashiyama

Este es otro de los lugares más impresionantes de Kioto, y quizás de todo Japón. Un bosque a las afueras de la ciudad, un bosque de bambú. Altísimos árboles ofrecen un espectáculo visual precioso.

Los colores y gamas de verde, así como todo lo que rodea este sitio nos encantó. Es un paseo de tranquilidad, sin los ruidos del tráfico, nada, sólo tú y los bambúes, eso sí, si no vas temprano, además habrá centenares de turistas a tu alrededor.

Puedes ver más en Bosque de Bambú de Arashiyama, naturaleza a un paso de Kioto.

Templo de Oro

Templo de Oro Kioto

Nunca pensé que entrar en un recinto donde el centro del protagonismo fuera un templo de oro fuese algo tan peculiar. Como si de una película se tratara, al atravesar una enorme puerta, una densa humareda nos daba la bienvenida. Y nada más superar esa humareda, zas!!! un templo de oro en medio de un pequeño lago.

Y no sólo eso, sino que además pudimos disfrutar de la delicadeza de los jardines japoneses. Cada rama tiene su razón de ser, cada hoja crece donde debe crecer. Increíble.

Si quieres saber más sobre este lugar, y cómo llegar puedes visitar, El Templo de Oro de Kioto, una maravilla para los ojos.

Paseo de la Filosofía

Paseo de la Filosofía Kioto

Como su propio nombre indica, este camino fue un lugar de reflexión, rodeado de cerezo y un pequeño riachuelo que es quien pone la banda sonora a este rincón.

Su nombre lo recibió de un profesor de filosofía que solía recorrer los dos kilómetros de longitud de este paseo para inspirarse y meditar.

Puedes ver más sobre este lugar y cómo llegar en El Paseo de la Filosofía de Kioto.

Templo de Kiyomizudera

Kiyomizudera

Sin duda este templo tiene unas de las mejores vistas de la ciudad. Para llegar hasta lo más alto, donde se encuentra este templo hay que pasar por decenas de tiendas de recuerdos. Unas calles que en un momento de su existencia debieron ser también lugares de venta de artículo para aquellos que visitaban el templo.

Lo primero que te vas a encontrar al llegar allí es un pequeño templo, donde si lo deseas, bajarás hasta lo más hondo hasta llegar al útero. Sí, sé que la descripción parece un poco surrealista, pero es una experiencia ultra sensorial.

Después un paseo por el templo y sus alrededores, hay que buscar las calles de Sannenzaka y Ninenzaka, un viaje a través del tiempo a otras épocas de Kioto.

En el enlace Templo de Kiyomizudera o las mejores vistas de Kioto podrás ver cómo llegar y qué ver en este templo y sus aledaños.

Sannenzaka y Ninenzaka

Higashiyama

Estas son dos calles bastante curiosas en los alrededores de Kiyomizudera, en el barrio de Higashiyama. Detrás de ellas, además de hay una curiosa leyenda, sólo te diré una cosa, intenta no caerte al suelo cuando las recorras.
Están tan cerca de Kiyomizudera que sería imperdonable no pasear por estas dos curiosas calles tradicionales.

Puedes leer más sobre la leyenda de estas calles en Sannenzaka y Ninenzaka la tradición de Kioto en Higashiyama.

Castillo de Nijo-jo y jardines Ninomaru

Castillo Nijo-jo Kioto

De la visita a Kioto, quizás fueron estos jardines los que más me gustaron, además de encontrarse en un entorno precioso.

El Castillo de Nijo-jo es Patrimonio de la Humanidad, de modo que esta visita, bueno y ninguna otra, te va a defraudar.

La entrada a este complejo se hace a través de la Puerta de Karamon, y desde ese preciso momento, empieza el disfrute de esta visita.

Te contamos más detalles en Castillo Nijo-jo de Kioto y los jardines Ninomaru.

Mercado de Nishiki

mercado Nishiki

No nos engañemos, Japón es gastronomía. Los japoneses disfrutan comiendo, y desde luego, saben comer, pero también cocinar. Su gastronomía va más allá del sushi, noodles y el atún rojo, etc. Y aquí es donde entran en juego los mercados.

Hemos estado en decenas de mercados en Asia, siempre en el sudeste asiático. El mercado de Nishiki va más lejos que el resto. Es ordenado, cada cosa en su lugar, pero la cantidad de alimentos que hay, sus colores y su aspecto te enganchan desde el primer momento.

Se dice de este mercado que es la despensa de Kioto, que las izakayas se abastecen aquí y que sus productos son los mejores. A nosotros nos encantó, y no pudimos probar todo lo que quisimos, porque nuestros estómagos no son tan grandes.

Todo lo que quieras saber sobre este mercado, lo encontrarás en Mercado Nishiki, la cocina de Kioto.

Palacio Imperial de Kioto

Palacio Imperial de Kioto

El Palacio Imperial de Kioto se encuentra dentro de unos jardines enormes, un parque gigante, grandes caminos de tierra te llevan hasta él.

Nosotros fuimos, y al llegar vimos que estaba cerrado, que sólo se puede acceder gestionando una visita a través de la página web oficial de la agencia imperial.

Si quieres saber más sobre el Palacio Imperial y cómo gestionar la visita, puedes verlo en El Palacio Imperial de Kioto, o cómo planificar una visita.

Alojamiento en Kioto

Pasamos tres las noches en Kioto. El alojamiento que elegimos fue la Guest House Stella Gosho. Los motivos que nos llevaron a elegir esta guest house fueron el precio y la localización.

Esta Guest House, está situada en una tranquila calle del centro de Kioto, frente de la parada de autobús Kawaramachi Marutamachi (líneas 4, 10, 17, 59, 93, 202, 204 y 205). La dirección es Kamigyo-ku Tawaraya-cho 484.
Está a tan sólo 15 minutos del Castillo Nijo-jo</strong> y a unos cinco minutos del Palacio Imperial.

Muy cerca hay un supermercado Fresco. En este supermercado hay una gran variedad de productos japoneses exquisitos. Y a unos cinco minutos, hay un 7 Eleven que tiene un cajero automático, que además, admite tarjetas extranjeras (no todos los cajeros de la ciudad admiten tarjetas de crédito extranjeras).

La Guest House Stella Gosho lo llevan un matrimonio. La mujer se llama Luna, es taiwanesa y él es japonés. Vivieron durante casi diez años en la República Dominicana. El castellano que hablan es algo limitado, pero intentan hablar contigo y son muy amables. También hablan inglés. Excelentes anfitriones. Lugar muy recomendable.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies