Cuba

Transporte en Cuba, cómo moverse por el país

Transporte en Cuba

Cuba es un país con un tamaño que te permite moverte más o menos cómodo. El transporte en Cuba no tiene por qué ser ningún infierno, pues aunque las carreteras no son las mejores, tampoco son terribles.

Nosotros no usamos todos los medios de transporte que nos hubieran gustado. Ya que una vez vimos y camión enorme, un colectivo, que nos pareció toda una aventura probar, pero finalmente no tuvimos la oportunidad.

Los medios de transporte que usamos fueron el taxi colectivo, este era un viejo Chevrolet de los auténticos. También usamos en dos ocasiones otro colectivo, en este caso un Peugeot 305.

En Cuba los autobuses son una buena opción, nosotros usamos este medio de transporte en dos ocasiones, hablo de los Viazul.

Si tienes pensado ir hasta Santiago de Cuba, nosotros nos quedamos con las ganas, hay dos maneras. La primera es tomando un autobús nocturno desde La Habana que tarda de 12 a 14 horas. La otra es un vuelo interno, y tardas poco más de una hora. Puedes comprobar precios en este enlace, vuelos baratos desde La Habana a Santiago de Cuba.

Cómo ir desde el aeropuerto de La Habana hasta la ciudad

Nuestro vuelo a La Habana llegó cuando era ya un poco tarde, así que la única opción que tuvimos fue tomar un taxi. Nos acercamos al stand de información donde, con un precio cerrado hasta nuestro destino, Calle Infanta, nos indicaron quién iba a ser nuestro taxista. El precio fueron 20 euros, y sí, puedes pagar en euros.

En este taxi ya nos dimos cuenta que a los cubanos les gusta hablar mucho, y escucharte. Y que tienen un nivel cultural muy por encima de lo habitual.

Cómo ir desde La Habana hasta Santa Clara

Aquí podemos hablar de la capacidad de improvisación y las opciones que te ofrece Cuba. Nuestra idea era comprar el billete de autobús del Viazul en el propia estación. Bueno realmente sólo lo puedes comprar desde allí, pero al menos el día antes tienes que reservarlo para asegurarte un asiento (no siempre sucede).

Así que como no habíamos reservado las plazas, nos comentaron que yendo pronto por la mañana, en caso de no haber completado las plazas con las reservas telefónicas, lo mismo podíamos comprar los billetes. Pues fue como en las películas, llegamos a la estación y éramos los terceros en la cola. Cuando fui a comprar los billetes… ops!!! ya no quedaban.

De modo que a por el plan B, ¿cuál? Pues un colectivo que nos llevara hasta Santa Clara y desde allí tomar otro autobús o colectivo hasta Caibarién. Bueno, finalmente y después de un pequeño regateo conseguimos un taxi, Peugeot 305 que nos llevó hasta la puerta de nuestro destino en Caibarién, el Hostal Los Portales. He de reconocer que fui un viaje que disfrutamos bastante.

Como has visto, si quieres usar el autobús en vez del taxi (este último sale bien, algo más caro, si vais al menos tres personas, o si consigues compartir con otros viajeros), debes llamar el día antes a la estación y hacer la reserva. Te pedirán tu número de pasaporte.

Cómo ir desde Caibarién hasta Cayo Santa María

Son básicamente dos opciones las que tienes. Por un lado conseguir un taxi colectivo con otros viajeros para hacer los 50 kilómetros que hay hasta las playas de Cayo Santa María. O bien, intentar subirte en uno de los autobuses que van hasta los resorts y que transporta a los trabajadores.

En nuestro caso usamos la primera opción, por dos motivos, éramos cinco compartiendo y el precio estaba bien. Además el conductor nos esperó y nos trajo de vuelta.

Si elijes la segunda opción, tienes que irte hasta las afueras del pueblo, y cuando pase un autobús, fácilmente reconocible, tienes que preguntar al conductor si te lleva, y ofrecerle algo de dinero.

Eso sí, te dejará en alguna de las playas donde se ubican estos complejos hoteleros. Tienes que enterarte bien a qué hora pasan los autobuses tanto para la ida como para la vuelta. Lo mejor es preguntar en cualquier paladar.

Cómo ir desde Caibarién hasta Remedios

Este es un trayecto muy corto, a penas seis kilómetros. En el Parque de la Libertad, en la esquina con la Avenida 9, donde se encuentra el parque infantil, están las mototaxis. Estas te llevan por a penas 10 céntimos al cambio hasta Remedios.

Eso sí, tendrás que esperar hasta que se llene, no tardará más de cinco minutos.

Para volver, puedes hacer lo mismo, es decir tomar el mototaxi donde te dejó. Sin embargo, nosotros tomamos un autobús. Este era de jóvenes cadetes, y no nos quisieron cobrar nada.

Cómo ir desde Caibarién hasta Santa Clara

Fuimos hasta Santa Clara ya que habíamos reservado nuestras plazas para ir hasta Camagüey.

Así que el mismo taxista que nos llevó hasta Cayo Santa María, nos ofreció un buen precio para ir hasta la ciudad donde está enterrado el Che Guevara.

Cómo ir desde Santa Clara hasta Camagüey

Quizás fue en este lugar donde perdimos los nervios por una situación totalmente inesperada, pero que puede ser algo habitual en Cuba durante la temporada alta.

Nosotros hicimos bien las cosas, llamamos el día antes y nos confirmaron nuestras reservas. Llegamos con tiempo suficiente a la estación del Viazul en Santa Clara. Teníamos nuestros billetes en la mano, y cuando estábamos a punto de subir al autobús, el responsable de vender los billetes nos dijo que no podíamos viajar.

Nos comentó que había habido un fallo en el sistema y se habían reservado más de los que había, bla, bla, bla. El resumen fue, lo que vimos varios viajeros, que cinco turistas sin billete pagaron unos pesos a este responsable y les subió a ellos y no a nosotros.

Después de esa situación de enorme enfado, por no decir otra cosa, decidimos buscar un colectivo porque, eran las 11 de la mañana, hasta las 2 no había otro autobús, y el viaje eran 4 horas.

Así pues empezamos a negociar, éramos cinco, se nos unieron los otros damnificados. Y aquí es donde empezó lo peor de todo el viaje.

En la entrada de todas las estaciones de Viazul están los taxistas que te llevan, pero no es con ellos con los que negocias el precio del trayecto. Hay un grupo de tipos bastante pesados y cansinos, además de estafadores. Nosotros conseguimos deshacernos de estos tipos y negociar con un taxista.

Cuando llegamos a un acuerdo él se fue a por el coche, pero uno de estos tipos se fue a hablar con él, y de repente no tenía coche para llevarnos. Así que el tipo dijo que tenía otro coche, que montáramos con él en un carro tirado por un caballo. Fuimos, nos llevó por callejuelas, y nos dejó parados un rato. Ya bastante cabreados le dijimos que dónde estaba el coche, y que si no había coche que nos llevara inmediatamente a la estación de Viazul. Se puso como un loco (bastante teatrero) y nosotros nos pusimos como él. Nos quería cobrar encima el trayecto con el carro tirado con el caballo, obviamente le pagaría Rita, porque nosotros no pagamos nada.

Así pues, nos dieron la 1, y pensamos que habíamos perdido el siguiente autobús, ya que antes habíamos pedido la devolución del dinero. Pero no, el responsable de todo eso, nos dijo que nos había guardado los billetes para las 2 y que además nos hacía una rebaja. Y sí, nos devolvió un 20% del precio por las molestias. Hay cosas que nunca entenderé de este país.

Como anécdota, cuando estábamos a dos horas de Camagüey vimos el autobús que debíamos haber cogido a las 11 estaba tirado en la carretera, estropeado. Estaba esperando que nuestro autobús llegara para darles una pieza de repuesto y poder continuar.

Pues bien, los que sobornaron al responsable de la estación se acercaron al conductor del autobús intentando que les dejara subir. Por suerte nuestro conductor les dijo que no, que se esperaran como el resto. En ese momento pensé, el karma a veces es un poco cabrón, y me eché unas buenas carcajadas.

Cómo ir desde Camagüey hasta Trinidad

Este viaje fue sin sorpresas, puesto que en Santa Clara, después de lo que nos había pasado, decidimos comprar el billete, y así fue, todo bien.

En este caso, cogimos un autobús nocturno desde Camagüey hasta Trinidad. Llegamos a las 8 de la mañana. Tengo que decir que dormí de principio a fin, así que fue un trayecto perfecto.

Cómo ir desde Trinidad hasta La Habana

Si hay cosas que no tienen sentido en Cuba, en el caso del transporte entre Trinidad y La Habana ya es algo que sobrepasa el sentido común. El precio de un billete de Viazul cuesta lo mismo que una plaza en un taxi hasta Trinidad.

El razonamiento que nos dieron fue que hay muchísima demanda. Puede ser, pero… Y sí, efectivamente, pagamos lo mismo, y después de un curioso viaje llegamos sanos y salvos.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies