Rumanía

Sinaia, la primera parada en Transilvania

Que ver Rumanía Transilvania

Sinaia es una pequeña localidad que nos encontramos en nuestro camino desde Bucarest hasta Brasov, primera parada en la región de Transilvania en Rumanía.

No sé cuando será la mejor época para visitarla, pero desde luego cuando aún quedan restos de nieve, aunque no muchos, convierte este pequeño pueblo en algo mágico, sus increíbles casitas subiendo por las empinadas cuestas, su estación de trenes y por su puesto el gran atractivo de Sinaia, el castillo de Peles, un castillo de cuento enclavado en un lugar privilegiado.

Sinaia montañas

Las montañas alrededor, altas, imponentes, en ciertas épocas del año con las cumbres nevadas, dan un aire a Sinaia único. Sin duda, parada obligada.

Qué ver en Sinaia

Desde luego el lugar más visitado es el castillo de Peles, pero hay mucho más, la estación de trenes que nos da la bienvenida, el camino que nos lleva hasta el castillo de Peles flanqueado por vendedores de recuerdos, subir hasta lo más alto del pueblo, y disfrutar de las vistas que nos regala, el funicular, que no está claro si está en uso o desuso y el monasterio que da nombre a la localidad, el monasterio de Sinaia, y es que se cree que el nombre de Sinaia viene del monte Sinaí, que pudo ser el nombre original del monasterio.

La estación de trenes nos da la bienvenida en un día frío y nublado, parece que nos acercamos definitivamente a la tierra que vio nacer a Vlad Tepes, o el Conde Drácula, como quiso reinventarlo el irlandés Bram Stoker, este pequeño pueblo es un lugar donde mucha gente va de vacaciones gracias a la gran cantidad de actividades al aire libre que permite.

Sinaia

Castillo de Peles

De ahí a la primera gran visita en Transilvania, el conocidísimo castillo de Peles, un lugar idílico, en medio de un impresionante esplanada con las montañas de fondo, marcando la frontera con Brasov, a apenas 50 kilómetros.

Pero un poco antes de llegar, nos espera otra sorpresa, el monasterio de Sinaia, que tiene una arquitectura más propia de las iglesias ortodoxas. Un monasterio pequeño, quizás se pudiera pensar que el monasterio fuera un edificio de dimensiones enormes, pero no es así, los monjes deben vivir en un ambiente muy recogido.

Monasterio Sinaia

Un poco más adelante nos encontramos con el camino flanqueado de vendedoras y vendedores de recuerdos que nos lleva directamente hasta el castillo, este impresionante tanto por dentro como por fuera, lleno de maderas nobles, salas reales, y es que fue construido por el monarca Carlos I como casa de verano, no tuvo reparos en gastos. Estamos en Transilvania, y empezamos a ver la influencia alemana en esta región rumana en la arquitectura, y es que este castillo está considerado como una joya de la arquitectura renacentista alemana.

Castillo Peles Sinaia

Sinaia Castillo Peles

En frente del castillo de Peles hay unas cocheras, y una cafetería donde poder hacer un breve descanso, pero el edificio merece mucho la pena.

Cocheras castillo Peles

Como el resto del país, Sianaia es muy barato.
La entrada al castillo de Peles cuesta o 20 lei, 50 o 70 (en 2012) dependiendo si se quiere ver la primera planta, la segunda o todo, además hay que añadir 30 lei por hacer fotos.

Para conservar las alfombras y todo el suelo en general, hay que poner de forma obligada una especie de calzas de plástico.

Un paseo por el pueblo de Sinaia

Yendo hacia el pueblo, subiendo y subiendo, buena parte del pueblo está en las lomas de la montaña se pueden ir viendo las impresionantes casas de verano, y quizás también del resto del año, a pesar de no haber muchos paseantes por los alrededores.

Sinaia

Sinaia

Sinaia

Las vistas son más que impresionantes, parece que la montaña nos domina, domina y es la jefa de el pueblo, todos deben todo a las montañas.

Montaña Sinaia

Cómo llegar a Sinaia
Sinaia es la parada obligatoria entre Bucarest y Brasov, se encuentra a algo más de dos horas en tren de Bucarest, pero el viaje en tren merece la pena y mucho.

Si se sale temprano de Bucarest, se puede llegar sobre las 11 de la mañana, lo que nos dará tiempo para ver el pueblo y coger otro tren que recorra los apenas 50 kilómetros que hay hasta Brasov, en poco más de una hora, atravesando las increíbles montañas. No hay problema por comprar los billetes ese mismo día en la estación, pues suele haber varios trenes.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje. Siempre pueden ocurrir situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies