Cuba

Qué hacer en Trinidad, Cuba, en tres días

Qué hacer en Trinidad en tres días

Que Trinidad es uno de los principales destinos de Cuba, a estas alturas ya no es un secreto. Pero aú siendo así, incluso en temporada alta, está lejos de ser un lugar agobiante, plagado de visitantes.

En cualquier caso, Trinidad ofrece una importante cantidad de actividades, tanto nocturnas como diurnas.

Nosotros estuvimos tres días, y no paramos un instante. Son tantos los sitios que visitar, las playas para relajarse y tomar el sol, la música por la noche, los mojitos, las cenas con langosta, muy barato.

Así que si te estás planteando visitar esta ciudad caribeña, ni te lo pienses, ve y disfrútala a tope.

Y si tu pregunta es qué puedo hacer en Trinidad durante tres días, te contamos cuál fue nuestra experiencia y los lugares que visitamos.

La ciudad de Trinidad

Quizás sea una de las ciudades más bonitas que visitamos en Cuba. Mantiene su pasado colonial, el color de las casas, tan llamativo, que hace que cada casa sea única.

Los edificios están bastante bien conservados, a diferencia de otros lugares como La Habana. Es una ciudad pequeña, incluso podríamos hablar de pueblo grande. Ya que la sensación que da es esa, que estás en un pueblo, un ambiente tranquilo y relajado, donde el color, la tranquilidad, la música y los mojitos son los auténticos protagonistas.

En seguida te darás cuenta que pasear y callejear es la forma más sencilla de perderse y encontrarse. Ver la vida de los cubanos tal cual es, mezclarse con ellos, hablar y escuchar.

Trinidad

Lugares como la Plaza Mayor, la Casa de la Música, la Casa de la Trova, la calle Desengaño, la Plazuela de Cristo o el Mercado, se han ido convirtiendo en el paseo de los turistas. No te engaño si te digo que paseé muchas veces por allí, que disfrute mucho, pero también es donde más alejado vas a estar de la vida cubana. Eso no quiere decir que debas escapar de estos lugares mencionados, ya que es imposible. El pueblo es tan pequeño y tan bonito que tus pasos te llevarán a cada uno de los sitos que te he contado.

Piérdete por las calles, y habla con los cubanos. Trinidad, colonialismo, música y mojitos.

Parque Natural El Cubano

Si quieres sentir la naturaleza más de cerca, sentir el aire limpio, incluso montar a caballo, una muy buena opción es ir al Parque Natural El Cubano.

Parque Natural El Cubano

Está pegando a la ciudad de Trinidad. Nosotros hicimos un paseo a caballo. Bueno, yo pensé que era un trekking, pero tengo que decir que los caballos estaban en un estado excepcional. Ni sombra de maltrato, mal nutrición, etc.

Además son muy mansos, y se conocen el camino mejor que nadie.
¿Qué puedes ver en el Parque? Pues además de naturaleza hay más cosas, de las que llamaría turistadas, pero bueno, no son tan terribles. La primera parada fue en un paladar donde enseñaban cómo se hacía el ron a partir de la caña de azúcar.

La segunda parada fue en un pequeño café muy rudimentario, donde probamos un café riquísimo. También vendían puros… Estando en Cuba era de esperar. Además esa zona tiene cierta industria del tabaco.

La estrella del Parque Natural El Cubano son las cataratas. Desde luego que no esperaba ver las catarátas del Niágara ni el Salto del Ángel. Pero bueno, era un pequeña cascada. Eso sí muy agradable.

Con la erosión se habían formado dos piscinas naturales que se agradecían en esos días de calor cubano.

Las playas caribeñas de Trinidad

Era nuestra incursión en el mar del Caribe, ya que nuestra visita a La Boca en Camagüey había sido en la costa norte de la isla.

Finalmente estuvimos en tres playas, y por suerte, cada una de ellas totalmente diferente.

La primera que visitamos fue la de Ancón. No estaba nada mal, pero sí es cierto que al haber un resort cerca, había más gente de la esperada. Aún así, no hay tanta gente como para no poder tener una sombrilla. No te pienses que eso es Benidorm, nuestro concepto de mucha gente es diferente al de ellos.

Lo mejor, el agua, la arena, y el paladar que había allí.

Playa Ancón

La segunda fue un intento fallido en busca de una playa idílica. Como te comentaba anteriormente, nuestra visita a una playa cubana había sido La Boca, un lugar espectacular, increíble. Pues como en Trinidad había otra playa que se llamaba igual, pensamos que era el lugar donde ir. Error, la playa tenía el agua muy turbia y la arena algo rocosa. Esto se debe a que se trata de una playa que se encuentra en la desembocadura de una ría.

Pero como no hay mal que por bien no venga, anduvimos dos kilómetros y encontramos una playa espectacular. Agua azul turquesa, coral, peces de colores. El sitio perfecto para hacer snorkel. Se trata de la playa de la Batea.

Y por supuesto, no superaba la media docena de personas las que estábamos allí. Así que, cien por cien recomendada.

Playa de la Batea

Para llegar a las playas pagamos un taxi colectivo, que además nos volvió a buscar. Puedes intentar buscar algún lugar para alquilar bicicletas en Trinidad. Nosotros no alquilamos, pero vimos gente que había alquilado, una opción perfecta.

Te contamos más sobre las playas en este artículo que escribimos, Las Playas de Trinidad.

Como ves, Trinidad es un lugar de visita obligada y disfrute asegurado.

Alojamiento en Trinidad

Como ya hicimos en La Habana, Caibarién y Camagüey, nos alojamos en una casa particular.

Elegimos esta casa por consejo de unos viajeros que conocimos en Santa Clara, y tengo que decir que fue muy buena elección. Era una casa para nosotros tres. Enorme, con una terraza donde disfrutar de las puestas del sol mirando hacia el mar del Caribe.

Trinidad

Trinidad

La casa se llama Hostal Chino y María. Son un encantador matrimonio cubano. Ella cocina de una manera deliciosa. De hecho, dos de las tres noches que pasamos en su casa, cenamos su comida. Un día langosta, qué delicia!!, y encima muy barata.

Se encuentra en la calle Julio A. Mella (Guásima), número 324, entre las calles Lino Pérez y Agustín Bernal. La recomendamos.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

2 Comentarios

    • Hola,

      La verdad que esas playas, sobre todo la Batea que es espectacular merecen una visita. Eso sí, no creo que merezca la pena ir hasta La Boca.
      Disfruta de tu viaje a Cuba, y Trinidad, donde encontrarás una ciudad colonial, música en las esquinas, ambiente tranquilo y mil cosas para hacer y disfrutar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies