Pasaporte para viajar a Italia

Pasaporte para viajar a Italia

ALGUNOS DATOS DE INTERÉS
Capital: Roma
Población total: 60.782.897 habitantes
Idioma oficial: italiano.
Forma de gobierno: República parlamentaria.
Fronteras: Francia, Suiza, Austria y Eslovenia.
Moneda: Euro

ARTÍCULOS SOBRE ITALIA

Nápoles, más allá de la camorra
NápolesNápoles no goza de buena fama, pero hay que olvidar los tópicos y sumergirse en esta maravillosa ciudad, decadente, recuerdo de un pasado, Maradona, Nápoles es auténtica.

 

Milán, la gran desconocida de Italia
MilánMilán no es precisamente una de las ciudades más monumentales de Italia, pero tiene mucho que ver, su estilo se acerca más al suizo que al italiano

 

 

Roma siempre será eterna
RomaRoma abarca miles de años de antigüedad, histórica, capital de un imperio, Papas, Vaticano, todo en una misma ciudad

 

 

Florencia, la cuna del síndrome Stendhal
Florencia Piazzola MichelangeloUna de las ciudades más bonitas que se puedan visitar, un museo al aire libre. Hasta Stendhal sufrió mareos con tanta belleza.

 

 

UN POCO DE HISTORIA RECIENTE DE ITALIA

Antigua Roma
Como Antigua Roma se designa a una sociedad agrícola surgida a mediados del siglo VIII a. C. que se expandió desde la ciudad de Roma y creció durante siglos hasta convertirse en un imperio, que en su época de apogeo, llegó a abarcar desde Gran Bretaña al desierto del Sahara y desde la Península Ibérica al Éufrates, provocando un importante florecimiento cultural en cada lugar en el que gobernó. En un principio, tras su fundación (según la tradición en 753 a. C.) Roma fue una monarquía etrusca. Más tarde (509 a. C.) fue una república romana latina, y en 27 a. C. se convirtió en un imperio.

Al período de mayor esplendor se le conoce como Paz romana, debido al relativo estado de armonía que prevaleció en las regiones que estaban bajo el dominio romano. César Augusto cerró las puertas del templo de Jano, que permanecían abiertas en periodos de guerra, cuando creyó haber vencido a cántabros y astures en el año 24 a. C. Se suele aceptar como fecha de inicio de la paz romana el 29 a. C., cuando Augusto declara el fin de las guerras civiles, y su duración hasta la muerte de Marco Aurelio (año 180).

Con el emperador Diocleciano se reorganizó el Imperio, pero tras Constantino I el Grande no volvió a estar unificado puesto que Teodosio I el Grande lo dividió entre sus dos hijos, Arcadio y Flavio Honorio, adjudicándoles a uno el Imperio bizantino ―con sede en Constantinopla― y al otro el Imperio romano de Occidente. Las invasiones bárbaras pondrán fin al Imperio Occidental en 476, dando paso a la Edad Media.

Renacimiento, dominio extranjero y unificación (ss. XIV al XIX)
La pandemia de la peste negra mató en el país a una tercera parte de la población en 1348. Entre los siglos XIV y XVI, Italia no era una unidad política ya que estaba fragmentada en múltiples estados. En el norte existían ciudades estado como la República de Venecia, la República de Florencia, el Ducado de Milán o la República de Génova. En torno a la ciudad de Roma estaban los Estados Pontificios, y al sur estaba el Reino de Nápoles, posteriormente integrante de la Corona de Aragón, y por tanto de la Monarquía Española. Durante esta época surgió el Renacimiento italiano, período de grandes logros y cambios culturales en Italia que se extendió desde finales del siglo XIV hasta alrededor de 1600, constituyendo la transición entre la Edad Media y la Europa moderna. Entre sus logros culturales destacan obras literarias de escritores como Petrarca, Baltasar de Castiglione y Nicolás Maquiavelo, obras de arte de Miguel Ángel y Leonardo da Vinci, y obras arquitectónicas, como la iglesia de Santa María del Fiore en Florencia y la Basílica de San Pedro en Roma.

Dada su fragmentación, fue escenario de los intereses de las potencias europeas durante los siglos XVI, XVII y XVIII, que llevaron a conflictos tales como las Guerras italianas, la Guerra de Sucesión Española, el conflicto hispano-austriaco por las posesiones napolitanas, así como de las guerras revolucionarias francesas y napoleónicas, siendo el emperador Napoleón I coronado primer rey de Italia el 23 de mayo de 1805, en la catedral de Milán. Aún hubo conflictos durante la primera mitad del siglo XIX, cuando apareció el sentimiento nacionalista italiano que desembocará en la Unificación de Italia, materializada el 17 de marzo de 1861, cuando los estados de la península itálica y las dos Sicilias se unieron formando el Reino de Italia, el cual sería organizado por el monarca Víctor Manuel II, de la casa de Saboya, hasta entonces gobernante en Piamonte y rey de Cerdeña. El artífice de la unificación italiana, sin embargo, fue Camillo Benso, conde de Cavour, el ministro en jefe del rey.

Fuente: Wikipedia

INFORMACIÓN ÚTIL PARA EL VIAJERO

VISADO
Los ciudadanos europeos tienen libre circulación.

SEGURIDAD
Es un país que resulta muy seguro al turista, pero como en todos los lugares, el sentido común debe prevalecer para evitar situaciones que nos pueden estropear el viaje. En las grandes ciudades como Roma, Nápoles o Milán, las estaciones de trenes y sus alrededores pueden resultar bastante peligrosas por la noche, así que siempre hay que andar con cuidado

TRANSPORTE PÚBLICO
El transporte urbano está bastante bien, aunque en Roma casi no hay líneas de metro debido a que cada vez que secaban, encuentran restos arqueológicos de gran valor. Nápoles cuenta con metro, lo mismo que Milán.

Aquí algunos enlaces prácticos sobre el metro.
Metro de Roma
Metro de Milán
Metro de Nápoles

En Italia el tren funciona bastante bien para comunicarse entre ciudades, además también cuenta con tren de alta velocidad. Su web es algo caótica, pero no hay que desesperar.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies