Vietnam

La magia de la bahía de Halong

Bahia de Halong

Este increíble lugar, la Bahía de Halong, situado en el norte de Vietnam, es una muestra de los caprichos de la naturaleza con sus rocas kársticas que se elevan desde la profundidad del agua hasta increíbles alturas formando pequeños acantilados en cada una de ellas. Son cientos, quizás miles las rocas que salpican los confines de la bahía, un lugar silencioso, tranquilo, donde la calma se rompe con los barcos llenos de viajeros que cada día la recorren.

Bahía de Halong

Bahía de Halong de leyenda

Hay una leyenda local alrededor de la formación de la Bahía de Halong que dice que un Ha-long o dragón en vietnamita, fue enviado por el Emperador de Vietnam para, lanzando perlas y otras joyas, hundir los barcos del vecino enemigo que pretendía invadirles, ese enemigo era China.

Las perlas se acabaron convirtiendo en las rocas que hoy dan forma a este lugar. Otra variante de la leyenda, es que el dragón se lanzó al agua y golpeando con la cola las rocas hizo que se rompieran y tomaran la forma que tienen.

Bahía de Halong

Qué hacer en la Bahía de Halong

Navegar por la Bahía en un barco

La Bahía de Halong es uno de los lugares más espectaculares que he visto nunca, es un auténtico laberinto de rocas kársticas.

El silencio parece invadir este lugar, sólo se oyen, a veces, los motores de las barcas de los que allí habitan, no son muchos, y sus poblados son casas flotantes hechas de madera y chapa. Viven de la pesca.

Bahía de Halong

Nosotros, desde Hanoi, contratamos una excursión de dos noches. Más abajo os contamos los detalles.

La primera noche la pasamos en el barco anclado en una de las zonas más tranquilas de la Bahía, disfrutando de una tranquila tarde, bañándonos (cuidado con las medusas) y disfrutando de una puesta de sol inolvidable.

Bahía de Halong

Bahía de Halong

La Cueva de las Maravillas

Bahía de Halong

Visitar La Cueva de las Maravillas, con sus estalactitas y estalagmitas y luces de colores que la adornar dando un aspecto un tanto kitsch a un lugar tan espectacular. Es una visita rápida, pero desde lo más alto de las escaleras que acceden a la entrada y salida, puedes hacer una de las fotografías más espectaculares del lugar.

Bahía de Halong

Como curiosidad, esta cueva consta de un falo pétreo, una tortuga y un buda. Vietnam no te va a dejar indiferente.

La isla de Cat Ba

Este laberinto de rocas es un lugar asombroso, donde hay muchas que cosas que se pueden hacer, navegar por las rocas, ir a la isla de Cat Ba y recorrerla en bicicleta a través de los caminos que llevan por el pueblo. Casas dispersas, y parte de la historia de la II Guerra Mundial, pues allí construyeron los japoneses un fuerte.

Bahía de Halong

La isla de Cat Ba es grande, y tiene una población que ronda los trece mil habitantes, pero siempre hay lugares por los que perderse sin encontrarse con la parte más desarrollada de la isla, llena de hoteles y resorts.

Bahía de Halong

Bahía de Halong

Hay una pequeña playa en esta isla, a la que sólo se puede acceder en barco, con a penas una docena de bungalows y generadores de electricidad que sólo funcionan cuando anochece. Esta playa tan desierta donde sólo se oye la naturaleza es un remanso de paz, tomar el sol, hacer kayak, o simplemente contemplar la naturaleza ¿Qué más se puede pedir?

La Bahía de Halong y la gestión de la basura

La bahía de Halong pertenece a ese privilegiado grupo de lugares denominados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y desde el 2011 es considerado como una de las siete maravillas naturales del mundo, pero no todo es perfecto allí. Debido al uso excesivo del plástico en Vietnam como en el resto de Asia, al navegar por la bahía se pueden ver cientos de bolsas de plástico flotando en el agua. Se puede ver cómo los locales y los turistas arrojan al agua envases, como si ese lugar fuera un vertedero. Este es un gran “pero” en la magia de la bahía de Halong.

Las autoridades locales deberían legislar para preservar este lugar educando a los locales para que no arrojen la basura al agua, a las compañías turísticas, para que vigilen que ningún turista arroje nada al agua. Si nada de esto ocurre, en poco tiempo la magia de este lugar desaparecerá.

Cómo conseguir la mejor excursión y la más barata
La bahía de Halong se encuentra a unos 170 kilómetros de Hanoi. Es en el muelle de Haipong donde se coge el barco turístico que llevará al viajero por el laberinto kárstico.

Bahía de Halong

Se puede ir por libre, llegando hasta la localidad de Haipong y contratando allí la excursión, pero la mejor opción y más barata no es esa, aunque parezaca imposible. En la zona del lago Hoan Kiem, en Hanoi, por las calles Luong Van Can y Hang Dao hay numerosas agencias de viaje donde, para encontrar la mejor opción de barco y excursión, hay que regatear mucho. Y aunque la compra dure una hora, no hay que cejar en el regateo.

Es importante elegir un barco donde no vayan más de quince o veinte viajeros más.

Las excursiones suelen ser de una o dos noches. Si es de una noche, esta se pasará durmiendo en el barco. Si es de dos significa que la segunda noche se pasará en la isla de Cat Ba.

En la isla hay numerosos hoteles y resorts, hay que evitar ir a uno de ellos. Hay que decir en la agencia de viajes, que se quiere pasar una noche en una playa pequeña con una docena de bungalows, si queremos tener una experiencia más cercana a la naturaleza.

Si se contrata la excursión con una agencia, ellos se encargarán del transporte de ida y vuelta a Hanoi, y de embarcarte en el barco, así como recogerte a la vuelta.

Normalmente las bebidas no están incluidas en el precio, ni siquiera el agua, que puede costar unos 50 céntimos cada botella, y la cerveza dos euros cada lata.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies