Irlanda del Norte

La Calzada del Gigante

La calzada del Gigante

La Calzada del Gigante

Uno de los accidentes geológicos más extraños son las formaciones hexagonales que hacen de la Calzada del Gigante un lugar excepcional.

Formaciones mágicas, como si fueran los pasos de una familia de gigantes mirando al norte, hacia Escocia, un lugar hecho para otros seres, quizás no para humanos, esa es la sensación que ofrece este increíble y único accidente geológico, La Calzada del Gigante.

Acantilado Calzada del Gigante

Rodeado del verdor y de los acantilados que siempre marcan la diferencia de la isla irlandesa con el resto de los lugares, ahí se encuentra este lugar.

Debido a su gran popularidad, se ha convertido en un lugar demasiado frecuentado, lleno de cientos y cientos de turistas que cada día recorren los diferentes caminos que se pueden andar en este increíble lugar. Esta situación puede hacer algo incómoda la visita, pero si se aprovechan las primeras luces del sol del día o las últimas, disfrutaremos de un increíble amanecer y de una maravillosa puesta del sol casi en soledad.

Piedras calzada Gigante

Llegar hasta allí es bastante fácil, desde Belfast simplemente hay que seguir la dirección noroeste, unos 100 kilómetros, se tarda en llegar alrededor de una hora. Está muy bien indicado, no hay que olvidar que buscaremos Giant Causeway, el nombre en inglés del lugar.

Piedras calzada del gigante

Cuando se llega al lugar, hay que pagar por aparcar el coche en el lugar preparado para ese propósito, como en los Acantilados de Moher. Pero justo a la izquierda hay un hotel con un parking, donde no hace falta pagar por aparcar.

Poco más queda por decir de este maravilloso lugar, sólo hay que ir allí y disfrutar de un lugar único.

Acantilados Calzada del gigante

Consejos prácticos

Nosotros llegamos hasta La Calzada del Gigante desde Belfast. Estábamos en Dublín, y en el mismo día, yendo en coche, pudimos visitar por la mañana hasta el mediodía esta ciudad norirlandesa.

Después de comer salimos hacia La Calzada del Gigante, a unos 100 kilómetros. Y creo que fue la mejor opción, pues cuando llegamos apenas quedaba gente. Y pudimos disfrutar de este increíble y mágico lugar caso en soledad.

Después volvimos a Dublín, por la noche. Todo esto con coche alquilado. Así pues es posible hacerlo en un día.

Alojamiento en Dublín

El alojamiento en Dublín es variado. Pero no suele resultar barato, aunque se pueden encontrar alojamientos con precios bajos. En la calle Gardiner Street Lower, una buena opción es Avondale GuestHouse. Este alojamiento tiene incluido el desayuno irlandés.

Otro alojamiento que también merece la pena, es el Charles Stewart GuestHouse. Se encuentra justo al lado de O’Connell Street con Parnell Street.

Y la tercera opción, cerca de la zona de Temple Bar, pero sin estar metido dentro es el Handels Hotel Temple Bar. Antes se llamaba George Frederic Handel Hotel. Está situado en la parte más alta de Dame Street. A tan sólo dos minutos de la catedral Christchurch Cathedral, a 5 minutos andando de Saint Patricks Cathedral, y a la vuelta de la esquina de Temple Bar.

Si quieres ver otras opciones de alojamiento en Dublín, puedes mirar en este enlace, Alojamiento en Dublín.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies