Tailandia

Koh Tao, sol, playa y submarinismo

Koh Tao


Cada vez que se oye el nombre Koh Tao, se ven tortugas y buceadores, y es que Koh Tao es el centro del submarinismo por excelencia, no sólo en Tailandia, pero también es mucho más.

Koh Tao y el submarinismo

Paraíso mundial del buceo, quizás también el lugar del mundo más barato si lo que se busca es una certificación PADI Open Water de buceo, la cual te permite bucear en todo el mundo junto con un instructor hasta una profundidad máxima de dieciocho metros. Posee numerosos lugares alrededor de la isla con diferentes dificultades para bucear, desde principiantes en aguas tranquilas como el Jardín Japonés, hasta cualquiera de sus pináculos submarinos que la rodean.

Algo más que submarinismo en Koh Tao

Si no se quiere bucear, otra opción interesante es el snorkeling, debido a la claridad de sus aguas y sus interesantes fondos. La fauna y flora en Koh Tao, como en el resto de Tailandia y otros lugares del Sudeste Asiático, es muy diversa y rica, a pesar de la sobre explotación que sufre la zona. Sus profundidades son visitadas habitualmente por diferentes tipos de tiburones, incluso el tiburón ballena, tortugas (a estas se debe su nombre y fama), así como cientos de peces coloridos y de diferentes tamaños. Posee gran cantidad de coral, y su estado de conservación no es malo.

Aunque el plan de cada día en Koh Tao sea embarcarse para bucear y posea más de cincuenta escuelas de buceo oficiales, con certificación PADI y SSI, no sólo es buceo. Dentro de la isla hay muchas playas y lugares donde disfrutar de bañarse en soledad, bahías preciosas con agua de color esmeralda que cautivará al viajero, sólo hay que alquilar una moto y buscarlas, es un lugar mucho más tranquilo que sus bulliciosas vecinas Koh Samui y Koh Pha Ngan (con su famosa fiesta Full Moon Party).

Existen en la islas varios miradores o View Points desde donde disfrutrar de unas increíbles vistas y si el día está despejado, se puede ver la silueta de la isla vecina Koh Pha Ngan.

Es un paraíso en Tailandia, que quizás, como en el resto del país, se está masificando, pero merece la pena muchísimo. Si te gustan las playas de arena blanca y mar turquesa o esmeralda, la tranquilidad, hacer snorkel o buceo y disfrutar de atardeceres increíbles, Koh Tao es un destino perfecto, de fácil acceso y precios razonables.

Consejos prácticos

Sairee es la playa donde está el mayor número de alojamientos con precios ligeramente altos.
Grand Coral Resort es la única escuela de buceo de Tailandia y de las pocas del mundo en la que colabora National Geographic Society.

Chalok es una bahía que se encuentra al sur de la isla que cuenta con los alojamientos más económicos.

Si vas a alquilar una moto lee esto atentamente;
Haz fotos de la moto antes de cogerla, ya que a veces intentan que pagues por supuestos rayones o golpes que pudieran estar antes ahí y no son tuyos, esa será la única forma de evitar pagar penalizaciones altísimas y evitar disgustos, ya que cuando alquilas una moto, el depósito que dejas es el pasaporte, y si no pagas lo que te piden no te dan el pasaporte. Se han dado casos en los que se ha llegado a pagar más de mil euros.

Se dice que otro motor económico, además del buceo, en la isla de Koh Tao, es el arreglo de golpes de las motos que los turistas alquilan, ya que algunos talleres echan arena en la carretera principal para ¨ganar clientes¨, y es cierto que la carretera está llena de forma anómala de arena que resbala mucho.

Hay que tener también muy en cuenta lo que dice la ley tailandesa con respecto a los accidentes de tráfico, ya que si un extranjero tiene un accidente de tráfico, el único culpable es él, haciéndose cargo de todos los gastos médicos y de taller, si el otro implicado es un tailandés.

Para llegar a Koh Tao desde Bangkok, la forma más sencilla y barata es coger un autobús nocturno, que sale cerca del Monumento a la Democracia, y te lleva directo hasta Chumpon, y desde allí un barco hasta Koh Tao, que dura alrededor de una hora y media. Normalmente se vende el pack completo, autobús más barco.

Cuando se contrata un curso de buceo, la estancia en el alojamiento, va incluido en el precio. Por ejemplo, el curso del Open Water dura cuatro días, estando el alojamiento de esos cuatro días incluido en el precio final, unos 215 euros (2013).

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies