China

Un día en Pekín, visita a la Ciudad Prohibida

Visado de 72 horas

En nuestro viaje a Japón, nuestra primera parada fue Pekín. Esto se debió a que nuestro vuelo hacía escala larga en Pekín, casi 12 horas de espera. Así que no íbamos a perder el tiempo en el aeropuerto viendo pasar las horas, más aún cuando aterrizamos a las seis de la mañana, de modo que nos fuimos a visitar la Ciudad Prohibida.

Así pues, después de investigar cuál era la mejor opción para una visita a lo Pekín Express, nunca mejor dicho, nos decidimos por la Ciudad Prohibida. Como se encuentra en la Plaza de Tiananmén, también pudimos ver el Gran Salón del Pueblo, el Monumento a los Héroes del Pueblo y la impresionante imagen, por su magnitud, de la Plaza de Tiananmén.

La Ciudad Prohibida

Ciudad Prohibida Pekín

Bueno, lo primero de todo, vamos a contar un poco la historia de este importantísimo lugar para el devenir de China como país.

Este complejo de edificios fue desde principios del siglo XV el centro de las decisiones que afectaron a China y a gran parte de los países fronterizos. Esto se debe a que fue desde la dinastía Ming hasta la dinastía Qing, el Palacio Imperial, el hogar de los emperadores chinos, su corte y el gobierno de este gigantesco país.

Desde el año 1987 está declarado como Patrimonio de la Humanidad.

Datos de interés

Si algo llama la atención de esta lugar, más allá de la belleza que puedas contemplar cuando la visitas son los números. Digamos que este lugar juega con lo que se llama la armonía numérica, donde el número nueve es el protagonista.

Un ejemplo, este conjunto monumental consta de 9.999 estancias.

Desde luego que serán decenas de detalles sobre los números y la Ciudad Prohibida, es más, apostaría a que alguien seguramente haya escrito un libro sobre esto. Pero este tipo de detalles hace que la Ciudad Prohibida sea un lugar realmente especial y muy bien pensado.

Otros números que describen mejor las dimensiones de este lugar son la distancia que hay desde la puerta sur, en la Plaza de Tiananmén, hasta la Puerta del Poder Divino hay 960 metros, casi un kilómetro de pabellones y más pabellones.

Ciudad Prohibida Pekín

De este a oeste la distancia es menor, 750 metros. Aún así estamos hablando de unas dimensiones considerables. Así que no pienses en una corta visita.

Todo el perímetro de la Ciudad Prohibida está rodeado por un foso con agua, a modo de estanque, y una muralla de diez metros de altura, ni más ni menos. Por supuesto, a lo largo de la muralla hay torres de vigilancia.

Ciudad Prohibida Pekín

Otro número importante, se calcula que fueron alrededor de un millón de personas las que trabajaron en construir semejante lugar. Interesante, verdad?

Qué ver en la Ciudad Prohibida

Lo que posiblemente más veamos en este lugar tan transitado y visitado, sean millones de chinos haciéndose selfies. Es curioso, pero también es normal, es un lugar increíble, y de alguna forma, una vista a la capital del país, bien se merece una visita a la Ciudad Prohibida. En un país como China, donde la población es cercana a los mil cuatrocientos millones de habitantes, a poco que un porcentaje muy pequeño desee visitar este lugar, se va a llenar.

A grandes rasgos podemos hablar de pabellones, plazas entre los pabellones, escaleras, tejados, armonía, decoración y detalles, colores y jardines impresionantes.

Ciudad Prohibida Pekín

Si vamos un poco más al detalle, vamos a dividir este complejo en dos partes. La zona más al sur es donde el emperador ejercía de emperador. Hacía las recepciones oficiales, mandaba, ordenaba y se dirigía al pueblo.

La zona más al norte era la zona de las estancias más privada, donde hacía la vida familiar.

La visita se hace atravesando los diferentes pabellones y plazas. Se empieza por los Salones de la Armonía, donde el más impresionante es el Salón de Suprema Armonía. Justo después se encuentra la impresionante escalinata de mármol. No sé, cuántas serán las escaleras que tiene, pero algo apostaría a que posiblemente tenga que ver con el número 9.

Más armonía podrás sentir en el Salón de la Armonía Preservada, y una vez superado este lugar, comienza la visita a la parte más familiar, personal de la vida de los emperadores que moraron este lugar.

Ciudad Prohibida Pekín

Ciudad Prohibida Pekín

Hablamos del Salón del Cultivo Mental, del Salón de la Longevidad, el Salón de las Normas del Buen Gobierno, Salón de la Paz Benevolente.

Como puedes ver, el paseo por salones es largo. Pero el mejor premio es llegar hasta los jardines que dan descanso en la zona más norte del complejo. Estos jardines serían el escenario donde los emperadores paseaban en busca de la reflexión, de la toma de decisiones importantes.

Ciudad Prohibida Pekín

Ciudad Prohibida Pekín

Desde luego, es toda una suerte poder visitar uno de los lugares que fueron tan importantes en la historia de la Humanidad.

Finalmente, en el año 1924, en último emperador chino fue expulsado de este complejo. A partir de ese momento se abrió a los ciudadanos, al pueblo.

Ciudad Prohibida Pekín

Ciudad Prohibida Pekín

Actualmente no se puede visitar el 100% del complejo, es enorme. Pero poco a poco se van abriendo nuevas estancias. De modo, que si algún día vuelves, pues podrás disfrutar de un poco más de historia sobre China.

Consejos prácticos

Suele haber colas enormes para comprar los tickets de entrada. Van bastante rápido, y son muchas las taquillas. No olvides llevar el pasaporte, pues es indispensable para poder comprar el ticket de entrada

Cómo llegar hasta la Ciudad Prohibida

La manera más sencilla de llegar es en metro. La parada correspondiente es Tiananmén Oeste de la línea 1, conocida como Batong Line.

Desde allí, se puede acceder fácilmente a la entrada Sur del complejo.

Si vas desde el aeropuerto, este sería el trayecto que puedes hacer. Calcula que desde/hasta el aeropuerto se tarda alrededor de 45 minutos – 1 hora.

Tienes que dirigirte hasta el tren que se llama Airport Express. Allí comprar el ticket que cuesta 25 yuanes. La parada en la que hay que bajarse es Dongzhimen, que también corresponde a la línea 2 circular. El precio del billete de metro es ridículo, 2 yuanes.

Hay que hacer un transbordo a la línea 1 de metro en la parada de Jianguomen, y desde ahí, directos hasta Tian’anmen West.

Obviamente, el camino hasta el aeropuerto es el mismo, pero en dirección contraria.

El metro y el tren me sorprendieron para bien. Una experiencia totalmente recomendable.

Seguro de viaje

Cuando viajes siempre conviene llevar un seguro de viaje, más aún si lo haces fuera de Europa. Siempre pueden suceder situaciones en las que tengas un accidente, necesites un traslado médico o incluso medicamentos.

Si contratas el seguro de viajes haciendo click en el banner obtendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Pasaporte para Viajar.

banner_naranja_300-x-250-def-con-ppv

Sobre mí

Raúl

Me fascina viajar, y hasta cierto punto estoy obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies