Alemania

Berlín del Este

Berlín del este


Si hay algo que de alguna manera suele fascinar a quien visita Berlín, es el hecho de que hubiera dos ciudades en una, dos países en una misma ciudad, y todo dividido por un muro.

Un muro que no sólo dividía, si no que esa división suponía una diferencia abismal en la forma de vida que había a un lado y al otro, desde el socialismo comunista hasta el capitalismo.

Hoy en día son muchos los lugares que recuerdan ese lado del mundo socialista, y no sólo lugares, desde decenas de puestos con recuerdos de esa época o carteles en la calle. Y desde luego cruzar ese muro imaginario al cruzar la Puerta de Brandemburgo camino a Unter Den Linden hasta el epicentro del este de la ciudad, Alexander Platz.

Un recorrido por el Berlín del Este

Alexander Platz

El primer lugar y más icónico de este Berlín del Este es la Plaza de Alexander Platz, y es que allí se encuentra la Torre de Telecomunicaciones, detrás de la cual hay una historia muy curiosa.

Alexanderplatz

Su construcción era una muestra de fuerza y de poder tecnológico al Berlín occidental, al mundo occidental, tan alta que es visible desde cualquier punto de la ciudad. Se quería que desde el otro lado del muro todos fueran conscientes de que allí había algo más que lo que contaba la propaganda occidental, y por eso la propaganda oriental se puso en marcha, todo era una guerra propagandística.

En la parte más alta de la torre hay una banda de aspecto metálico con una cuadrícula regular, con ella se pretendía que cuando el sol iluminara la ciudad, al reflejarse sobre lo más alto de la torre, esta iluminación se proyectara sobre cualquier desde donde fuera visible. Sin embargo, lo que se reflejaba, era la forma de una cruz, cuando menos, curioso viniendo de un lugar socialista y ateo.

Hoy en día se puede subir a la parte más alta y tomarse una cerveza en el restaurante que da vueltas y muestra unas vistas increíbles de toda la ciudad.

Ayuntamiento rojo Berlín

Memorial Friedrich Engels y Karl Marx

Alexander Platz y su memorial, muy cercano, Friedrich Engels y Karl Marx. Y también casi al lado el ayuntamiento rojo, y en este caso, rojo con doble sentido, pues esta construido con ladrillo rojo, y era el ayuntamiento de la ciudad en la época del Berlín socialista.

Memorial Marx y Engels

Avenida Karl Marx

Una avenida que nos llevará hasta el corazón oriental de la ciudad es la mítica avenida Karl Marx Alle, enorme, increíble, con una arquitectura puramente soviética, varios carriles por sentido.

Karl Marx Alle

La organización de la calle también es curiosa, pues los primeros edificios, o los más cercanos a Alexander Platz y más grandes eran donde vivían las elites que gobernaban, cuanto más se alejaban, los edificios eran más pequeños, y en ellos vivían aquellos que se iban alejando de las elites gobernantes.

Es un paseo que merece la pena, y mucho, caminar por la historia reciente siempre es un placer.

Cuarteles de la Stasi

Si nos queremos adentrar y sentirnos partícipes de una película que te deja los pelos como escarpias, un lugar para visitar es los Cuarteles de la Stasi. La película es La vida de los otros, y ojalá se quedara en una película, la realidad es bien distinta, durante los años más duros de la Stasi, cualquiera era susceptible de ser espiado por los servicios secretos de la RDA, la Stasi, y la Stasi era implacable.

Cuarteles Stasi

Actualmente se puede entrar a esa gran mole de edificio, se ha convertido en un museo, situado en la parte del este de la ciudad. Como nota curiosa, cuando calló el muro, durante las siguientes semanas, estos cuarteles fueron abandonados, y con ellos, toda la información secreta relativa a decenas de millares de ciudadanos alemanes. Así, muchos pudieron descubrir que fueron espiados, y por supuesto, eso tuvo consecuencias. La parada de metro más cercana es Magadalenenstrasse.

East Side Gallery o Muro de Berlín

Otro de los lugares más míticos y que todos los visitantes buscan cuando van a Berlín es el muro, y una porción de este, varios centenares de metros, está en la zona este, en la calle Mühlensatrasse, justo al lado está la estación de metro y tren Warschauer, y es conocido como East Side Gallery.

East Side Gallery

Durante años tuvo y mantuvo decenas de murales protesta que con el tiempo se han convertido en un icono, pero por desgracia, el desarrollismo más desenfrenado quiere acabar con el muro para la construcción de complejos hoteleros y viviendas de lujo. Esperemos que los berlineses sean capaces de defender este lugar tan especial. Justo al lado, se encuentra un bar de regee, donde descansar tomando una refrescante cerveza.

Yaam East Side gallery

Treptower Flea Market

No muy lejos del East Side Gallery, se encuentra el Treptower Flea Market, o lo que viene siendo el mercado de las pulgas Treptower, un lugar donde encontrar de todo, desde cosas, hasta personajes de la zona, en un ambiente muy local y lejos del recorrido turista. Merece la pena echar una mañana por la zona.

Treptower Flea Market

Bernauer Strasse

Si hay un lugar que muestra la crueldad de levantar un muro y dividir una calle en dos sistemas políticos diferentes, esa es la calle Bernauer Strasse, además fue un hecho relativamente reciente, en la década de los 60.

Bernauer Strasse

Memorial Bernauer Strasse

Tan reciente que hay imágenes, fotos, vídeos, de vecinos intentando pasar al otro lado del muro y muriendo asesinados por los guardas fronterizos. Un barrio, una vida cotidiana hecha añicos por un muro de la vergüenza.

Podemos visitar el memorial Bernauer Strasse, contiene algunas placas con nombres, paneles con fotos, y mirar a un lado y otro de la calle, siendo conscientes de que podemos cruzar en libertad no tiene precio.

Keuzberg

Hay un barrio que está de moda en Berlín, Keuzberg, y una calle que se ha vuelto el hervidero de las tendencias más actuales, quizás no sólo en Berlín, si no en toda Europa, Oranienstrasse.

Kreuzberg

Desde hace unos años muchos jóvenes europeos decidieron dar el paso a Berlín, y muchos de ellos, debido al precio más bajo de la vivienda decidieron asentarse en Kreuzberg, poco a poco se fue llenando de tiendecitas, restaurantes pequeños y bares, así hasta convertirse en el barrio de moda de la ciudad, calles eclépticas, lugares bohemios como Moritzplatz. Perderse por Berlín es una delicia, pero perderse por Kreuzberg lo es aún más.

Sobre mí

Raúl

Viajero incansable, hasta cierto punto obsesionado con los viajes. Siempre intento tener un billete de avión en la cartuchera.
Recuerdo el momento que por primera vez pisé el extranjero, tenía 18 años, ese fue un viaje de ida, aún quiero seguir conociendo más y más.

2 Comentarios

  • Buen reportaje! Ciudad con mucha cultura, pero cuando uno se cansa de tanta historia y cultura, Mauerpark con unas cervezas un Domingo es buena option en Berlin tambien!

    • Gracias por la aportación Sergio!! Berlín esconde decenas de lugares que necesitan muchas visitas para ser encontrados. Este parque me le apunto para la próxima visita!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies